Traducción al español: Sakura Hayashi
(@SakuXJapan252)

 

Capítulo 4 2006 – 2009 Escape, violencia, secuestro y confinamiento

 

La reunión de X JAPAN

Invitación para reunir a X Japan

En agosto del 2006, me presentaba en un concierto en una ciudad en el área montañosa de la prefectura de Nagano. Antes del show, me estaba preparando en el camerino, solo. De pronto, la puerta se abrió y un hombre entró en el camerino.

“¡Toshi, ha pasado mucho tiempo!”

El hombre que entró de repente al cuarto se sentó a mi lado. Sorprendido, volteé a mirarlo, y la persona que estaba ahí era el que había sido mi manager personal y el manager de X Japan, pero debido a problemas, había sido despedido. Era Takeda. La persona a la que menos me imaginé volver a ver. La atmósfera estuvo tensa justo como antes, desde hacía 12 años. Habló muy rápido, como una pistola, acerca de sus asuntos actuales.

“Tengo un concierto pronto, necesito hacer arreglos, ¿podrías irte por favor?

Dije eso, deseando que se fuera pronto. Pero de pronto Takeda dijo esto muy rápido.

“La verdad es, Yoshiki dice que quiere hacer lo de X Japan de nuevo, ¿no te gustaría?

Si Moritani sabía que había visto a Takeda, eso se convertiría en un tema para la violencia. “Te encontraste con una persona sospechosa y ahora emites mala energía.”

Cuando conocí a Moritani en las audiciones, Takeda había sospechado de ella. En cierta forma, me había salvado. Pero debido a los problemas que provocó, Moritani escuchó muchos malos rumores acera de él. Si ella sabía que vino para hablarme acerca de revivir a X Japan, no sé qué tan extremos podrían ser el abuso y la violencia, desde que había dicho que “X Japan corrompía el mundo de los jóvenes”. Tratando de hacer que se fuera tan pronto como fuera posible, para no hacer que mí supervisor Ueda se enterara de esto. Lo forcé fuera del camerino.

“¡No tengo voluntad de hacerlo! ¡No vuelvas a mostrarme tu cara nunca de nuevo!”

De cualquier manera, al mes siguiente, septiembre, cuando tenía agendado un concierto en un  pequeño salón de piano en Minato, Tokio, Takeda apareció de repente, de nuevo.

“¡Hey Toshi!”

“¿Por qué estás aquí?”

Como pregunté eso, “A” me echó un vistazo detrás de Takeda dio un vistazo para verme detrás.

“Hola, Toshi. Ha pasado un largo tiempo.”

Esa voz ronca de “A” no había cambiado desde 1992, cuando había sido el director de mi carrera como solista y entonces me ayudó muchas veces con el “escándalo del lavado de cerebro”. “A” también había sido el supervisor de Toshi Office. Ver a “A” durante 6 años era algo que también me aterraba. Pero sin elección los dejé en el camerino. Su propósito era preguntarme si no quería participar en el renacimiento de X Japan. Lo rechacé.

“En verdad no importa lo que digas, no quiero hacerlo de ninguna manera, por favor no vuelvas a aparecer por aquí.

Diciendo eso, Takeda contestó fuertemente.

“Si aceptas, se te pagarán trescientos millones de yenes, se te pagará la mitad inmediatamente.”

“No importa, no quiero hacerlo, solo estás siendo una molestia, ¡por favor vete! Grité enojado. Ambos salieron.

Después de eso, recibí una llamada de Moritani.

“Takeda vino a las oficinas centrales en Nasu para hablar con Masaya, Masaya no quiere verlo, así que está fingiendo no estar aquí. ¿Te ha visitado Takeda?”

“Si, también vino aquí.”

Ahora Masaya estaba en el teléfono.

“¿Qué te dijo?

“Me preguntó si quería estar en X Japan de nuevo, pero le dije que se fuera y que nunca regresara.”

“Ah, ya veo…”

Después, hablando directamente con ambos, Masaya y Moritani, Masaya me preguntó:

“¿Qué te dijo Takeda específicamente?

“Que si me unía a X Japan, me pagarían trescientos millones de yenes. E inicialmente me darían la mitad. Dijo que estaba dispuesto a arriesgarse para salvarme de las críticas de los medios.”

“Hey, Ueda, ¿escuchaste eso también?, ¿Realmente él dijo trescientos millones?”

“Ueda, sentado cerca de mí, confirmó todo.

Entonces Masaya dijo unas terribles palabras.

“Bueno, en este caso, escuchemos lo que Takeda tiene que decir.”

En octubre de 2006, fue arreglada una reunión entre Takeda y Masaya. Moritani y yo también estábamos presentes. Tuvo lugar en un cuarto de hotel reservado por Takeda en el distrito de Shinjuku. Arriba, en la habitación más alta del edificio de 45 pisos. La suave luz indirecta teñía la habitación decorada en blanco y negro de un color anaranjado. Mirando a la gran ventana, las luces de los rascacielos y las luces delanteras de los autos en las calles, me parecían como miniaturas bajo nuestros ojos. De espaldas a la ventana, nos sentamos en el sofá. Masaya en el centro y Moritani y yo al lado de él. Takeda estaba sentado de cara a Masaya inclinándose hacia adelante.

“Toshi les ha causado muchos problemas, me disculpo en su nombre. Pero gracias por cuidar de él hasta ahora. Estoy poniendo mi vida en riesgo para proteger a Masaya y a Kaori-chan (Moritani) de la prensa.”

Takeda se inclinó.

“No es necesario elogiarlos.” Pensé.

Masaya habló también.

Solo porque poseo los derechos artísticos de Toshi en este momento, su familia y muchas otras personas a su alrededor, con malas intenciones han buscado recuperar sus derechos artísticos, clamando ante los medios que soy un culto, clamando que ha habido abuso infantil… he estado involucrado con muchos de esos ridículos incidentes, pero Toshi siempre quiso trabajar conmigo… Toshi y Kaori ambos vinieron a mí al borde del suicidio… tuve que salvarlos…”

“A la edad de 27 ya era la persona más joven en la historia en cotizar en la bolsa de valores…”

Él contó la misma vieja historia. Entonces, Takeda dijo.

“Bueno, acerca del resurgimiento de X Japan… el dinero del contrato es de trescientos millones de yenes, la mitad del valor puede ser pagado inmediatamente.

Masaya también se inclinó hacia adelante.

“Toshi dice que no quiere nunca regresar a X Japan nuevamente. Como sea, puedo persuadirlo. Porque. Al final, poseo sus derechos artísticos. Pero, él también quiere continuar con su agenda y su carrera de solista de música sanadora.”

Masaya ahora habló mirándome.

“No te alegras de que Takeda haya pedido disculpa en tu nombre y ahora esté ofreciendo protegerte de los medios…”

Después de un rato, salimos del cuarto, Masaya ordenó “bueno, hablaremos de esto en el carro” y tomamos el ascensor hacía el sótano, rumbo al carro en el estacionamiento.

“Tu familia y otras personas malvadas me atacaron a través de los medios porque tus derechos artísticos de X Japan son de mucho valor y piensan que puede robarlos. Tú lo sabes… si actúas en el regreso de X Japan con mi guía, esto solo reforzará que tus derechos artísticos son míos. Entonces tu familia y otras personas podrán dejar los ataques. Así mi nombre quedaría limpio de nuevo y seré capaz de un regreso. Así que, sigue adelante, y trae el pago inmediato de la mitad. Y solo sigue hasta que tengas la parte que falta. ¡Obtenlo!

 

El plan de Masaya acerca del resurgimiento de X Japan

(Al final, ¿todo es acerca del dinero?)

No podía comprender esas palabras. X Japan había sido tan demonizado, me habían golpeado y habías abusado llegando tan lejos como para llamarme un “criminal en contra del universo” debido a ello. Por supuesto, estaba profundamente arraigado en mi mente que “lo que sea que Masaya diga es universalmente correcto” y que mis sentimientos de oposición y dudas eran “cosas feas que solo los ególatras sienten”. Traté de borrar las dudas de mi mente, pero la sombra de darme cuenta de que iba a regresar a X Japan siempre rondaba en algún profundo lugar de mi corazón.

El abuso y violencia de Moritani también se aseguraron de profundizar en mí.

“¡No puedes traer dinero de un trabajo honrado por lo que no tienes elección más que traer dinero de ese podrido X Japan! ¡Ya que, si dejas que ese dinero podrido sea usado por Masaya, el solo lo convertirá en algo hermoso!”

Después del fuerte abuso y violencia, Masaya me hizo escribir un testamento.

Fui ordenado que “escribe que todo el dinero que posees será heredado por Moritani.”

“También que nada de eso irá para tu madre o tu hermano, incluso si tu mueres.”

Después, un abogado fue a Home of Heart para recibir ese testamento.

 

La primera conversación con Yoshiki después de 9 años

En octubre de 2006, cuando escuché de Takeda que Yoshiki quería trabajar con X Japan de nuevo, no podía creerlo.

Con la orden de Masaya de trabajar en el resurgimiento de X Japan, el primer paso fue asegurarme directamente que Yoshiki tenía esa intención.

Después de un largo tiempo, presioné aquellos números en mi teléfono celular.

“Me pregunto qué es lo que Yoshiki va a decir…”

Un poco nervioso, presioné el botón de discado.

“Riiing… Riiing… Riiing…”

La llamada internacional timbró como tres veces y entonces fue descolgado.

“Hola, estudio.”

“Puedo hablar con Yoshiki? Habla Toshi.”

“Espere.”

Mi corazón palpitaba fuertemente. 30 segundos pasaron y parecían ser un largo tiempo. Entonces, escuché aquella voz.

“Hola”

La última vez que hablé directamente con Yoshiki había sido aproximadamente 9 años atrás, en abril de 1997. En el last live y en el funeral de Hide, no tuvimos una conversación propia.

“Yoshiki, es Toshi… ha pasado un largo tiempo…”

Fue una conversación incómoda pero ya lo sabía de antemano.

Después de un ligero intercambio de situaciones, dije lo que quería decir con todo mi valor.

“Por cierto, escuché que estás queriendo reformar a X Japan…”

“¿Huh? No recuerdo haber dicho eso, más bien, escuché que tu querías hacerlo.”

(Así que era eso.)

Todo esto fue planeado por Takeda, diciéndome que Yoshiki dijo que quería trabajar en X Japan una vez más.

“Ah, ya veo. Entonces está bien.”

“Toshi, voy a ir a Japón a fin de este mes…”

“Así que podemos vernos cuando vengas.”

“Ok, estaremos en contacto.”

“Estoy muy feliz de haber podido hablar contigo después de todo este tiempo.”

“Gracias, Yoshiki…”

Después de muchos años de tener prohibido contactar a Yoshiki, estaba profundamente feliz de que había podido hablar con él, aun y cuando había varios intereses.

Tan pronto como terminé la llamada con Yoshiki, llamé a Takeda.

“Escuché de Yoshiki que él nunca ha dicho nada acerca de X Japan. ¡No vayas por ahí armando cosas!”

Después de que Masaya me había dado la orden, sabía que no debía inmiscuirme en esto, pero no le permitiría a nadie armar mentiras usando a Yoshiki como excusa, eso me enfureció enormemente.

 

Dinero de Takeda

El 19 de octubre de 2006, Toshi Office recibió de la compañía representativa de Takeda el valor de cien millones de yenes en la cuenta del banco Mizuho. Después de eso, fui contactado por el staff de Home of Heart Suzuta.

“Llama al banco Mizuh y pregúntales cuando puedes ir a retirar el dinero.”

“Sí.”

Llamé al banco y me informaron que en su podría retirar el dinero en su oficina central al día siguiente. Le dije esto a Suzuta.

“Entonces, mañana a las 9 a.m. iremos a su oficina central y que a las 10 a.m. iremos a la oficina de Nishikasai y nos llevaremos el dinero. Dile esto al banco.” Informé al banco del retiro del dinero.

Al día siguiente, Suzuta condujo la minivan, con Moritani como acompañante, desde Nasu a Tokio, cede de la enorme oficina del banco.

La oficina del banco Mizuho era un edificio muy alto localizado cerca del parque Hibiya. Mirando sobre los árboles, el edificio parecía tocar las nubes. Llegando al edificio, Suzuta estacionó la minivan, mientras que Moritani y yo bajamos del auto y entramos al edificio, Suzuta nos esperó en el estacionamiento.

Moritani caminaba muy cerca de mí, susurrándome instrucciones.

“Haz esto rápido.”

“Sí.”

“Pon el dinero dentro de mi bolsa”

Tomé una bolsa de mano de tela de Moritani. Entonces, ella me dio más instrucciones.

“Toma los 30 millones, después los 35 millones y págalos a la cuenta de banco de Home of Heart.

Pedí una solicitud para comenzar con el procedimiento de retiro. Moritani sacó de su bolso una libreta y un sello. Los puso a un lado del documento que estaba escribiendo.

Cuando nuestro turno fue llamado, entregué el documento, la libreta y el sello al personal detrás del mostrador.

“Ayer contacté al banco, esto es en nombre de Toshi Office.”

“Es acerca de un retiro en efectivo ¿verdad? Por favor espere un minuto.”

Moritani se sentó a mi lado, sin ninguna expresión y mirando hacia enfrente.

“Toshi Office, gracias por esperar.”

El personal puso los 30 millones de yenes en el mostrador. Todo eso era 1 millón de yenes en un paquete. Después de asegurarnos de que eran 30 paquetes, los puse en la bolsa de tela. Inmediatamente Moritani susurró.

“¿Son realmente 30 millones?

“Sí.”

A medio camino de la salida de ella rápidamente agarró la bolsa donde había puesto dentro el dinero.

Llegando al estacionamiento donde Suzuta nos esperaba, primero Moritani se sbió al carro, en el asiento trasero y yo la seguí. Empezamos el camino al banco Nishikasai Mizuho.

Durante el trayecto, Moritani retenía el dinero muy cerca de ella, sin decir una sola palabra. Después de 40 minutos conduciendo, llegamos al banco Nishikasai

Mizuho. Justo como en el edificio central, Moritani caminaba muy cerca de mí. Cuando comencé a llenar la solicitud para el retiro, una vez más ella sacó la libreta y el sello de su bolso dándomelos. Me dio otra bolsa de tela y señaló con una mirada que era para mí, para guardar el dinero dentro.

Esta vez, eran 35 paquetes de un millón en billetes, puestos en el mostrador, mientras los contaba, Moritani los contaba también, susurrando a mi lado.

Los puse en la bolsa, y ahora le entregué la libreta, el sello y el dinero a Moritani. Cuando los procedimientos del retiro del dinero terminaron, me sentí un poco aliviado. Tambipe me sentí un poco desconcertado, por cómo se supondría que debía manejar esa gran cantidad de dinero en efectivo. Pero me sentí un gran sentimiento de depresión, desde ahora en adelante, debido al regreso de X Japan, tendría que asociarme con Takeda y no quería eso.

Después de eso, el 13 de noviembre de 2006, Masaya, Moritani, Takeda y yo nos reunimos en el mismo cuarto de hotel para recibir trecientos millones de yenes, los cuales fueron pagados inmediatamente a Moritani.

El 18 de diciembre de 2006, Toshi Office recibió de la compañía de Takeda 10 millones de yenes más. Una vez más, Suzuta, Moritani y yo condujimos de Nasu hasta el banco Mizuho en Ebisu. Bajo la orden de Moritani, 5 millones y 4 millones fueron divididos y pagados a “Amazon Public Company” (Una compañía allegada a Home of Heart, Moritani era la administradora). 1 millón de yenes fue retirado en efectivo y pagado a Moritani, los 10 millones restantes fueron a un pago directo en ese hotel después.

Entrando en la habitación por mí mismo, Takeda estaba, como siempre, muy entusiasmado, hablando y hablando acerca de futuros planes. Se apoyó contra el gran ventanal y dijo:

“Si quieres renunciar, puedes renunciar cuando quieras. Para entonces, tendré al nuevo vocalista listo, así que hasta que esté listo, por favor cuida de las cosas.”

(¿Cómo puede ocurrir eso sin el consentimiento de Yoshiki?, ¡No hagas las cosas a tu manera!)

Recibí el efectivo y dejé la habitación como si estuviera huyendo. Entonces, los diez millones en efectivo fueron pagados a Moritani, quien esperaba por mí en el carro de Suzuta en el estacionamiento.

Con esto la promesa de ciento cincuenta millones de yenes estaba completamente pagada. Primero a través de mí y de Toshi Office, entonces en control de Moritani.

Después de que pagué el dinero, sufrí de abuso verbal en el carro.

“Masaya está haciéndote participar en el regreso de X Japan, así que este dinero le pertenece a Masaya, ¡tú no tienes un solo centavo de esto! Si Masaya te cobrará por toda las molestias que causaste, nada sería suficiente. ¡Ve y buscar más dinero!”

Moritani y Suzuta me dejaron solo, y fui a un hotel de negocios en Minato, las paredes sucias y manchadas no tenía ninguna ventana. Solo había una vieja cama individual dentro de este pavoroso espacio confinado. Me tendí en la cama y cerré mis ojos.

(Cómo iban a ser las cosas después de esto…)

Sentimientos desconocidos de ansiedad y desesperación tomaron control de mi mente con el proyecto irreal del “regreso de X Japan”.

 

Reunión con Yoshiki después de 10 años

A fines de octubre de 2006, Yoshiki regresó a Japón, y fue agendada una reunión en la recepción del estudio de grabación.

Después de no tener contacto por un periodo de 10 años, mis pensamientos de precipitaban, no tenía idea de que debería decir. Para Masaya y Moritani, Yoshiki era “el causante de todos los demonios”. No dejaban de repetirlo, no era nada más que un intento de borrar a la fuerza a los recuerdos de mi mente. Pero aquellos sentimientos y recuerdos desde mi niñez y a través de muchos años regresaban en un instante.

La orden de Masaya de participar en X Japan me hacía dudar, pero después de 10 años, cuando Yoshiki volteó a verme, fue como si fuera transportado de vuelta a mi infancia. Fue una increíble sensación.

“Quiero trabajar de nuevo contigo” tal vez era con malas intenciones de Masaya y los otros que yo le dijera eso a Yoshiki, pero quizás era “algo” de todos estos años que nadie más que Yoshiki y yo podríamos interferir.

 

La caída de Takeda

En diciembre del año 2006, hubo una noticia repentina.

Takeda sufrió algún tipo de accidente y tuvo que dejar el proyecto.

(Bueno, no es sorprendente si Takeda es culpable de algo…)

“A” quien vino a visitarme junto con Takeda al principio, era ahora quien continuaría el proyecto en remplazo de Takeda.

En marzo del 2007, “A” me dijo.

“¿Por qué no llamamos por teléfono a Yoshiki en Los Ángeles y arreglamos una reunión?

Llamé a Yoshiki en L.A.”

Yoshiki ajustó su muy ocupada agenda para esto y contestó.

“A mediados de mes será un buen momento.”

 

Reunión en L.A.

16 de marzo de 2007. Estaba en el salón del estudio de Yoshiki en el Norte de Hollywood, en Los Ángeles.

Había estado previamente ahí en abril de 1997, para decirle a Yoshiki acerca de mi renuncia.

Nos sentamos alrededor de una gran mesa redonda, cara a cara. Ninguno de los dos sabía que decir. Yoshiki atento a mí, comenzó a hablar acerca de sus actividades en solitario desde entonces.

En ese momento, mi teléfono celular vibró. La pantalla de cristal líquido informaba que era una llamada de Moritani.

“Yoshiki, discúlpame un momento”

Dejé el salón y di vuelta a la izquierda, entre al baño y después dentro de un privado, entonces contesté el teléfono.

“Sí, hola”

Puse mi mano sobre mi boca para que la conversación no hiciera eco.

 

“Masaya quiere saber todo lo que pasa ahí”

“Hola, ¿qué dijo Yoshiki? ¿Él realmente va a hacer esto?

Fui interrogado por Masaya

“Sí, hablaré con él acerca de eso después de esto.”

“Tienes que decir que debido a ti, Masaya, la persona que salvó tu vida, ha sido terriblemente calumniado, comenzando a ser visto como líder de un culto y abusador de menores. ¡Por lo tanto, con el regreso de X Japan, Masaya y Home of Heart deben ser protegidos, entonces estarás de acuerdo con re formar  a X Japan!”

“Ok…”

(Aún y cuando dije que “estaba de acuerdo con re formar a X Japan” ellos ya habían recibido una parte del dinero prometido. Masaya y los otros querían hacer esto, pero ¿Yoshiki estaría de acuerdo sin oposición con sus condiciones? Yoshiki probablemente sabe acerca del lavado de cerebro y de los casos de abuso infantil. Si digo algo indignante, es posible que Yoshiki, no hará esto nunca más…)

Hasta que terminé la llamada y regresé, la desconfianza en las palabras de Masaya rondaba por mi mente.

Cuando regresé, la conversación con Yoshiki comenzó de nuevo, pero fue interrumpida una vez más después de diez minutos, cuando mi teléfono celular sonó. De nuevo me fui y me encerré en el baño. Sintiendo dudas, Moritani comenzó el abuso de repente.

“¡Todo lo que necesitas es conocer a un ególatra como Yoshiki y ya estás pensando que estás por encima de todo! ¿Qué estás dudando? Cualquier duda que tengas, cualquier idea que tengas, ¡Un voluble ególatra como tú nunca se comparará con Masaya o sus ideas profundas acerca de todo! Debes escuchar lo que Masaya tiene que decirte, ¡tú, basura!”

Después de 10 minutos o más de la llamada abusiva, Yoshiki notó el estado de ánimo sombrío en el que estaba y preguntó con preocupación:

“Toshi, ¿todo está bien?”

Comencé a decirle a Yoshiki la usual historia de cómo conocí a Masaya, cómo Masaya había salvado mi vida y los detalles cuando tuve otra llamada telefónica. Tal vez Yoshiki pensó que esas incesantes llamadas eran algo anormal

“Esas son muchas llamadas.”

“Lo siento, hay algo urgente acerca de negocios en Japón”

Él no dijo nada, pero era como si Yoshiki sintiera que estaba una vez más bajo el control de Masaya y Home of Heart. Después de un rato, Yoshiki dijo:

“Hay una canción que escribí, en memoria de Hide, ¿quieres oírla?”

“¡Sí, por supuesto que me gustaría!”

Ambos entramos dentro del cuarto de grabación, Yoshiki estaba muy orgulloso de estar rodeado de material de grabación y herramientas. Yoshiki me hizo sentarme cerca de los controles de mezcla de muy alta clase. Ese era el lugar donde el sonido podía escucharse mejor.

Entonces, justamente igual como hacía diez años atrás, me mostró la letra de la canción escrita por su propia mano. Cada vez que una nueva letra de canción era terminada, Yoshiki me la mostraba de su puño y letra. Esta canción, escrita en memoria de Hide, se titulaba “Without You”.

Yoshiki al fondo, presionó el botón de “play” en la computadora.

Cuando la canción silenciosamente terminó, Yoshiki dijo gentilmente.

“Desearía que cantaras esta canción.”

“Entonces, ¿debería tratar de hacerlo?

Yoshiki fue al gran teclado del gran piano y como siempre, me paré al lado derecho,

“¿Qué hay de esta clave?

Había sido escogida la clave más adecuada para mi voz.

Esta era la elección de claves del estilo de Yoshiki.

“Pienso que una clave más difícil sería mejor.” En lugar de una clave que puedas cantar confortablemente, una clave mayor sería mejor.”

Cuando terminé de cantar, y cuando Yoshiki dejó de tocar, nos quedamos en silencio por un rato.

“Maravilloso”

Cuando Yoshiki finalmente dijo esto, sin pensarlo, honestamente pregunté.

“¿Quieres trabajar como X Japan de nuevo?”

“… Aun no lo sé…”

Cuando regresé a Japón, Masaya me ordenó informar en mi website que había visto a Yoshiki en L.A. con esa noticia, muchos fans y los medios de comunicación especularon sobre rumores del regreso de X Japan

 

Nuestro primer trago

En un espacio de 5 meses, los planes del regreso de X no habían progresado mucho. “A” y su compañero “B”, me aconsejaron de nuevo.

“Reúnete con Yoshiki una vez más y habla acerca de los planes.”

También recibí órdenes de Masaya para “hacerlo” y a mediados de agosto de 2007, cuando Yoshiki ajustó su agenda, “A”, “B”, y yo volamos una vez más a los Ángeles. El día de nuestro arribo, contacté a Yoshiki.

“¿Por qué no salimos a tomar algo, y comemos juntos?”

Con mi invitación, Yoshiki reservó algo de tiempo y un restaurante para nosotros. Era un restaurant de comida japonesa en estilo de barra al que solía ir mucho cuando vivía en L.A. Ahora la administración había cambiado y ahora era un restaurant de comida japonesa de clase alta.

No tenía recuerdos de las veces que habíamos salido a beber juntos anteriormente. Tal vez era la primera vez.

Cuando el mesero se retiró para traer nuestras órdenes, Yoshiki ordenó una bebida que aparentemente siempre escogía.

Desde que había estado bajo el Control de Masaya, no bebía. Pero ordené una cerveza.

“Toshi, ¿puedes tomar?”

Preguntó Yoshiki, aun y cuando diez años antes el alcohol nunca fue mi punto fuerte.

“¡Si, porque hoy estamos aquí después de un largo tiempo, creo que tomaré!”

“¡Salud!”

Entonces Yoshiki habló mucho acerca de los días de antaño, yendo desde nuestra infancia, la secundaria, la preparatoria, al tiempo cuando X era una banda amateur. Yoshiki se veía como si se estuviera divirtiendo, a veces riendo hasta que las lágrimas se asomaban. Yo reía también, sintiéndome como niño de nuevo.

Después de estar más relajado.

“Yoshiki, ¿sabes? Parece que hay muchos fans de X Japan alrededor del mundo.

“Nuestra música se ha esparcido por todo el mundo. Aun y cuando no hemos estado haciendo nada…”

Le dije a Yoshiki una vez más.

“Trabajemos de nuevo con X Japan”

En ese tiempo, probablemente estaba pidiéndolo con honestidad, como amigo de la infancia de hacía mucho tiempo. Dije esas palabras sin pensar en ello.

Yoshiki respondió, hablando muy rápido.

“Acabo de terminar una grabación muy exhaustiva para una película musical en Hollywood, así que no puedo pensar en X justo ahora. Tengo sentimientos optimistas hacia ello. Pero la canción que cantaste en el estudio “Without You”. Quiero hacerla. Podemos comenzar por grabar esa primero.”

Era como si Yoshiki tuviera que lidiar con la parte emocional del asunto y su apretada agenda para organizar el regreso de X Japan. Pero quizá la mayor causa de la renuencia de Yoshiki en su decisión era el problema del control de Masaya, Moritani y Home of Heart sobre mí.

 

La decisión de Yoshiki, desafiando al mundo.

Fines de agosto de 2007, mientras había regresado a Japón, vi el rápido desarrollo en la decisión de Yoshiki de reunir a X Japan. Yoshiki me contactó, anunciando que había una gran oportunidad de que la canción de X Japan pudiera ser usada para una nueva película de una famosa serie producida en Hollywood llamada “SAW”. Yoshiki tenía en mente que esta era la manera perfecta de hacer el regreso de X Japan y también el debut mundial.

Como fuera, él me dijo que no podía haber ningún reraso y que la cancipon tenía que ser grabada y terminada en una semana. Entonces, Yoshiki me preguntó con énfasis.

“¿Puedo realmente creer en todo lo que dijiste?, ¿Puedo?”

“Sí, por supuesto…”

Dije esto con un remordimiento de conciencia, pero aún si no era bajo el control de Masaya y los otros, era mi verdadero deseo trabajar con Yoshiki de nuevo.

“¡Entonces, comenzaremos la grabación pronto!”

Apresuradamente, iba a grabar. E iba a cantar una canción de Yoshiki de nuevo como desde hacía 10 años atrás.

El título de la nueva canción era “I.V.”.

Era una canción pesada, pero al mismo tiempo melodiosa, con un complejo alcance y desarrollo clásico. Esta canción mostraba los matices del sentido musical de Yoshiki como resultado de vivir en América por muchos años. Una canción muy apropiada para el renacimiento de X Japan. La letra era enteramente en inglés (¿Seré capaz de cantar esta canción después de 10 años de cantar solo música sanadora?)

Tenía cierta inseguridad, pero mi propia elección fue cantar. Yoshiki, después de años de proyectos y trabajar como productor de muchos artistas alrededor del mundo, ahora me daba instrucciones precisas y me aconsejaba en la pronunciación en inglés, trayendo lo mejor de mi interpretación vocal. Como resultado, a principios de septiembre de 2007, “I.V.” fue elegida, de más de otras 200 canciones de muchos otros artistas alrededor del mundo para ser el tema principal de “SAW 4”.

Este fue también el momento cuando el regreso de X Japan se decidió por sus propios méritos.

 

La primera actividad con X Japan, grabación de video al aire libre.

El 18 de octubre de 2007, una “noticia urgente” fue publicada en el website de X Japan, informando acerca de que las actividades de la banda comenzarían de nuevo, la elección de la canción tema de la película “SAW 4”, y que X Japan ahora se lanzaba al mercado mundial.

Además, el 22 de octubre, hubo también un anuncio de que la banda estaba filmando el video promocional para la nueva canción en la azotea del Aquacity en Odaiba, y los fans podrían ver el progreso de la filmación en una pantalla gigante que estaba ubicada en un parque a los alrededores del edificio.

Hasta entonces, había estado trabajando con mucho esfuerzo todos los días, sin maquillaje y con ropa sencilla. Y ahora, inesperadamente, regresaba al mundo del rock.

Masaya me dijo que usara lentes oscuros y otras órdenes con respecto a mi estilo.

Todo este tiempo, me había hecho decir y contradecir a mismo que “si puedo cantar las canciones que realmente quiero cantar, así como realmente soy, entonces soy feliz”, y, “si puedo permitirme vivir sin falsas apariencias, soy feliz”.

Entonces, la “egolatría inútil” se había borrado de mí, pero aún era, una vez más, el cantante de rock Toshi.

En el gran escenario en lo alto del edificio, caían 6 toneladas de lluvia artificial. La grabación del video promocional, la cual había costado un total de 350 mil dólares, comenzó.

Una de las guitarras favoritas de Hide estaba ahí en su representación. Más de 10 mil fans se habían reunido en el parque para ver la pantalla, después de que la filmación terminó, los miembros de la banda se reunieron y fueron al parque para dar un mensaje especial a los fans.

Yoshiki tomó el micrófono.

“Se ha decidido el debut de X Japan a nivel mundial. Si es exitoso, nuestra meta será un concierto la próxima primavera.”

El alzó su voz, gritando a todos a la vez.

Yoshiki movió el micrófono a mi dirección, pero no sabía que debía decir y no tenía palabras. Tenía miedo que mis palabras se convirtieran en problemas para Masaya y Moritani y que me ganara abuso y violencia, así que no dije nada.

Esta fue la gran obertura para el regreso de X Japan, con el liderazgo de Yoshiki.

 

Un rayo de luz

Una luz hacía el escape del lavado de cerebro.

Hasta octubre del 2006, Masaya y Moritani habían estado beneficiándose, y yo vivía en un estado de pobreza, como en el “tour” me sentía cada vez más exhausto.

De cualquier manera, iba a asilos con el objetivo de vender discos, y de repente me ordenaron detenerme.

“Has estado gastando mucho dinero haciendo esos trabajos en instituciones de beneficencia pero has conocido a muchos propietarios de negocios que me apoyan (Masaya). Ahora tienes que venderles boletos de conciertos y mis productos de sanación y membresías de hotel. ¡Y por supuesto, también podrás aumentar las ventas en los centros comerciales, eventos y apariciones en conciertos con sus pagos y ventas de discos!”

Después de que me dijeron eso, todos los días, en el escaso tiempo que tenía entre los tours, tuve reuniones con muchos propietarios de negocios, a veces tenía comidas con ells, solicitando sus esfuerzos para ayudar con las actividades. Fe 2006 a 2009, es como si hubiera conocido a más de 4000 personas de las más variadas áreas. En ese número, conocí a los directores y administradores de grandes empresas y también a muchos políticos famosos. Actualmente, la frecuente interacción e intercambio con mis viejos amigos y la gente involucrada en el regreso de X Japan y esos negocios los cuales tenía prohibidos hasta entonces, fueron la luz que me mostró la salida.

 

El concierto del renacimiento de X Japan

El 28, 29 y 30 de marzo de 2008, el concierto de X Japan fue agendado en el Tokyo Dome. A principios de marzo hubo también ensayos.

Ueda había estado en el lobby dentro y fuera del estudio de ensayo, y dentro del estudio, donde solo a los miembros y el staff del concierto se les permitía entrar, pude apagar mi teléfono celular, para así no tener llamadas de acoso de Moritani.

Actuando con mis viejos amigos, aun me sentía un poco tenso. Aún Yoshiki, a quien conocía desde nuestra niñez, estaba preocupado por mí, diciéndome esto en cada oportunidad.

“Te aceptaré tal y de la manera que eres, y haremos esto juntos. Te prestaré mi ayuda”

Los boletos del concierto, alrededor de 50,000 asientos se habían vendido casi al mismo tiempo que salieron a la venta.

El primer día de los conciertos se retrasó por más de dos horas. La razón fue que se encontraron problemas técnicos en el sonido y en la fuente de poder del holograma que sería usado para Hide, y los ajustes tomaron tiempo debido a la dificultad.

Combinar la imagen de Hide y tocar en nuestra presentación ya parecía imposible. Pero momentos antes del concierto, recibí incesantes llamadas abusivas de Moritani y tuve que pedirle a los empleados del personal que salieran del camerino, así como al personal de maquillaje y de peinado. Cuando me senté en la silla de cara al espejo, escuché el abuso. 08:17 PM, finalmente fue tiempo del concierto y fui al escenario. En 10 años, la última canción que presenté en el Tokyo Dome, el 31 de diciembre ed 1997, fue “The Last Song” la cual ahora era la canción de obertura. Cuando el intro sonó comencé a cantar.

“終わらない雨抱きしめた夜が朝を迎える。。。”

(Owaranai ame dakishimeta yoru ga asa o mukaeru)

Entonces fui rodeado por los gritos de los fans entusiasmados. Canté hasta el límite de mi voz. Supongo que Masaya y Moritani probablemente estaban viendo la transmisión en vivo, pendientes de cada palabra que decía y la manera en la que actuaba.

Después de esos tres días de conciertos, al día siguiente regresé a mi propio tour y venta de discos. Hasta entonces, Moritani me ordenaba tomar asientos sin reservar en el tren y quedarme en los hoteles de clase negocios más baratos del área. Moritani continuó ordenándome hacer esto, no obstante el personal de alto rango de Masaya, Matsumoto (el nombre ha sido cambiado para proteger su identidad), ordenó que tomara los asientos reservados del tren y me quedara en hoteles regularmente, para captar la atención de los medios.

“Un artista que se presenta en el Tokyo Dome debería verse tan barato.”

Después de aquellas reuniones con los propietarios de negocios, muchas veces ellos compraban los boletos y me apoyaban de muchas maneras, muchas veces invitándome a comer, dejándome quedar en hoteles de gran calidad, dándome boletos para asientos de primera clase en los trenes, y aun dándome dinero.

Debido a que no tenía dinero libremente para mí, no le daba el dinero que me regalaban a Moritani, en lugar de eso, lo usaba para pagar mis deudas de préstamos y para pagar una parte a los vendedores.

Después de que conocí a toda esa gente, una pequeña parte del muro que Masaya y Moritani construyeron en mi corazón comenzó a caerse, comencé a sentir dudas hacia ellos que hasta entonces, nunca había sentido.

 

Se expande el contacto con el exterior

Siguiendo a los 3 días en el Tokyo Dome, el 3 y 4 de mayo del 2008, un concierto en memoria de Hide, titulado “Hide Memorial Summit” tuvo lugar en estadio Ajinomoto en Tokio. En ese concierto, X Japan y muchas otras bandas hermanas se reunieron para una actuación conjunta. Hubo un ensayo previo, y ser capaz de apagar mi teléfono celular, me hacía sentir aliviado, aun si era por un pequeño periodo de tiempo. También me divertí tocando y hablando con los miembros de X Japan y los miembros de otras bandas, desde hacía tanto tiempo atrás. Era muy nostálgico.

“Toshi, es agradable trabajar contigo.”

Los miembros de otras bandas eran muy amables. Había muchos de ellos que conocía desde hacía mucho tiempo atrás, pero también había muchos que conocí por primera vez, todos vinieron a saludarme. Muchos de los vocalistas de bandas más jóvenes también me preguntaban mucho acerca de técnicas de canto.

Tal vez era un tema trivial de conversación, pero me hacía sentir relajado.

En esas pocas horas de ensayos, me sentía libre de la maldición de las llamadas telefónicas abusivas de Moritani.

Primero con Yoshiki y ahora actuando con otros miembros de bandas que conocía dese hacía mucho e interactuando con nuevas bandas y haciendo nuevos contactos. Por mucho tiempo, había estado desconectado de esto. Y ahora sentía que esta era la oportunidad de para que pudiera abrir un poco más mi corazón.

 

La semilla de la sospecha

El error de Masaya

El 9 de diciembre de 2008, aproximadamente a la 1:45 p.m., bajé de un taxi cerca de la Suprema Corte de Tokio. Ese día era el juicio por el litigio de una de las partes perjudicadas contra Masaya, Moritani y Home of Heart. Masaya, como la parte acusada, iba a ser interrogado ese día. Antes de ir a la corte, recibí abuso violencia severos de Masaya y Moritani.

“¡¿Por qué tengo que ser juzgado por esos ególatras corporativos?! ¡¿Sabes lo que significa ser juzgado y traer a mi padre, que es un funcionario del ministerio de justicia?!”

Entonces, Moritani gritó histéricamente.

“¡Todo es tu culpa! ¡¿No sabes cual humillante es esto para Masaya?! ¡Tú, monstruo!”

Me hicieron caer y comenzaron a pisotearme agresivamente, pateándome varias veces. Grité y me disculpé continuamente.

Día del juicio. 15 minutos antes del juicio que comenzaba a las 2 p.m. recibí una orden de Moritani para ir al lugar donde sería el juicio. Llegando ahí, además me ordenó que entráramos juntos, tomados de la mano. En la puerta, esperé a que llegara.

El abogado Kito, en el lado de la parte acusadora, señalaba a la corte.

“Después de que Moritani y Toshi se casaron, pronto vivieron separados. Moritani vivía con Masaya en la ciudad de Nasu, prefectura de Tochigi como una devota. Ella vive junto con Masaya y muchas otras mujeres creyentes, convirtiéndose en muy cercana a Masaya. Toshi es un extremo creyente… que era, en el sentido más literal, controlado por Masaya y Moritani para trabajar, siendo explotado todo por dinero.”

Inconfundiblemente, esa era la verdad. No obstante Masaya y Moritani me ordenaron que “actuara como si Toshi y Moritani son una pareja viviendo juntos en los mejores términos”.

En el blog de Moritani ella publicó muchas entradas falsas acerca de nosotros dos viviendo felizmente. También se lanzó un CD a dueto con Moritani, actué con ella en mi cena show, actuando el rol de “pareja amigable”.

Cuando el juicio comenzó, en el tribunal, en el interrogatorio de Masaya, quedé en shock por sus actos y palabras.

Antes del juicio, tenía expectativas hacia Masaya.

(Masaya es diferente de un ególatra como yo, el actuará y hablará firmemente, aun en la corte, el estará preparado para  decir cosas buenas y verdaderas, y serán vencidos por eso.

Esa fue una forma de pensar muy precipitada.

En el tribunal de la Suprema Sala de Justicia de Tokio, me senté al lado del acusado. Moritani y el personal de Home of Heart también se sentaron ahí conmigo. Moritani me tomó de las manos de modo que el jurado pudiera verlo.

El interrogatorio comenzó.

Masaya entró al tribunal. El sentimiento de tensión era fuerte.

Se paró de frente al juez, y fue interrogado acerca de su dirección y su nombre completo.

“Mi dirección… bueno… um… no sé…”

(¿Qué?)

Miré el comportamiento nervioso de Masaya con mis propios ojos. Después de eso, fue cuestionado por el abogado de la parte acusadora, y Masaya comenzó a engañarlo con mentiras grotescas, viéndose muy desesperado. Era un espectáculo lastimoso, me sentí avergonzado por ello. Entonces, el juez dijo con desaprobación.

“Usted debería ser alguien que conoce de auto-control. Por favor actúe de manera apropiada.”

Viendo el comportamiento de Masaya en un lugar público estricto como ese fue un shock. Las cosas que me dijo en un lugar privado y la manera en que estaba actuando ahora eran muy diferentes.

Moritani dijo cosas como,

“El abogado Kito y los otros se sienten intimidados, se están poniendo pálidos…”

Pero yo no sentía eso en absoluto, de cualquier manera que lo mirara, se veía que más como que nosotros no tendríamos oportunidad. Pero aun con sospechas, pensé que un ególatra como yo, no podía entender los pensamientos profundos de Masaya. Peor no había duda que, las acciones de Masaya y sus palabras en este interrogatorio y además las palabras de Moritani solo profundizaron mi creciente desconfianza.

 

Camión de propaganda de una organización conservadora.

A fines de enero y principios de febrero de 2009, alrededor de dos ocasiones, cerca del departamento de Tochigi Nasu. Oficinas centrales de Home of Heart y Toshi Office, localizadas en la ciudad de Tochigi Nasushiobara, sucedió ahí un incidente con un camión de propaganda de una organización conservadora. Estaba en el área, haciendo mis actividades de ventas cuando recibí una llamada telefónica de Moritani contándome del incidente.

“¡Hay un camión de propaganda de una organización conservadora y están enfrente de las oficinas centrales de Home of Heart gritando que Masaya lava los cerebros de las personas y que abusa de los niños! Es tu culpa que no podamos poner un pie fuera porque las personas tienen miedo de nosotros. ¡Haz algo!

Recibí información de Home of Heart de esto, incluyendo fotos y video. Los llevé para consulta del oficial de la policía metropolitana encargado de organizaciones violentas, a quien conocí por un tiempo. Al final, este incidente ocurrió debido a un problema bancario entre una compañía que Masaya administraba y el líder de esta organización.

Masaya me dijo, separándome del asunto,

Esas cosas del pasado no tienen nada que ver con esto. Ese grupo de mafiosos solo están apuntando hacia tus derechos artísticos. Todo el tiempo que estés aquí, todo el mundo tendrá el ojo puesto en nosotros.

Pensé (De nuevo todo es mi culpa…)

De cualquier manera, esas organizaciones son un problema con que todo los artistas y otros en el negocio del espectáculo deben tener cuidado. Masaya hizo que sus problemas bancarios ligados a esa organización parecieran que era algo que yo había causado, involucrándome en el incidente. Esta fue otra vez cuando sentí desconfianza hacia Masaya.

 

Crecen las sospechas

El 13 de febrero del 2009, tomé el primer tren partiendo de Tokio y yendo a Nasushiobara. Algunas horas antes de eso, tarde en la noche, recibí una llamada telefónica con instrucciones de Moritani.

“Mañana a las 9 de la mañana, vas air a filmar un video musical en Nasu.”

Cuando llegué a la estación Nasushiobara, después de pasar a través de la puerta de entrada y tomar la escalera eléctrica, el viento frío sopló. Se sentía como que congelaba mi cara. Después de salir del círculo de tráfico fuera de la estación de tren, una minivan azul marino oscura con la parte trasera y los faros intermitentes esperaba por mí. Estaba cayendo nieve afuera. Como me dijeron, me senté en el asiento trasero y Suzuta condujo la minivan.

“La nueva casa de Masaya ahora está construida, iremos ahí para filmar el video musical.”

“¿Dónde es?”

“Muy cerca del lago Rindo, cerca del museo del osito Teddy”

“¿Cuánto tiempo nos tomará llegar ahí?

“30 minutos o más”

“Si, gracias.”

Después de eso, miré el paisaje desde la ventana en silencio. Los campos y las arboledas de muchos árboles regados en todas direcciones. La nieve caía suavemente, el paisaje rural continuaba sin final.

“Me pregunto qué clase de casa es la casa de Masaya…”

 

Agosto de 1997 fue la primera ver que fui a las oficinas centrales de Home of Heart en Minato, Minamiasa, era una construcción de estilo occidental. Ahí, hablé con Masaya dos veces en el “cuarto de sanación” en el segundo piso, en el mes siguiente, cuando asistí a los seminarios ahí, muchas, muchas veces, estuvo prohibida la entrada a los hombres al edificio, excepto por el sótano donde ocurrían los seminarios. No vi el cuarto donde Masaya, Moritani y el demás personal dormían. No tenía idea de si había otras habitaciones. En verano del 2001, Home of Heart se mudó a la ciudad de Nasu, prefectura de Tochigi. Las oficinas centrales donde Masaya y Moritani vivían también estaban prohibidas a los hombres, pero solo una vez he estado en la entrada de la sala de estar. Aparte de eso, no sabía qué tipo de convivencia día a día tenían Masaya y Moritani ahí. Había más edificios en la ciudad de Nasu, pero también estaban prohibidas para los hombres. Toshi Office donde solo representaba mi nombre, estaba localizada en una sola habitación rentada en un apartamento, y había estado ahí solo dos o tres veces en total. Como vivieran Masaya y Moritani estaba para mí, rodeado de un misterio. Sin embargo, creo que hoy podría saber un poco más de cómo era la vida de Masaya.tan estrecha que e

Después de 30 minutos de conducir, dando vuelta a la izquierda en la autopista nacional, subimos por una carretera sobre una colina tan estrecha que solo cabía un carro. Bajando de ahí, de pronto, había una enorme casa diseñada como una especie de museo de arte.

“Wow…”

Aturdido por la extravagancia de la casa, salió esa palabra.

Entonces Suzuta dijo,

“Externamente, es usada como sala de exposiciones para productos relacionados con Home of Heart.”

Saliendo del auto, la puerta frontal de la casa se abrió.

En el lado izquierdo, había un espacio de paredes de cristal. Estacionado ahí, había un auto nuevo marca BMW. Estaba en un garaje interior.

Otra puerta se abrió, y entramos. El techo estaba muy alto, un amplio salón todo con piso de mármol. Había un gran sofá de estilo contemporáneo y Masaya y Moritani se sentaron en él. Pude escuchar el sonido de los materiales de video grabación que se instalaban en el interior del comedor.

Del lado derecho de la sala había un espacio de paredes de cristal. Al mismo tiempo, miré a Moritani que decía alegremente.

“Esa es una piscina interior. ¡¿No es asombrosa?! Nadaré en esa piscina también.”

Un auto nuevo importado, una casa exactamente como un museo de arte, un maravilloso interior y una piscina para Moritani…

Al mismo tiempo, que estaba asombrado por la maravillosa calidad de los interiores, mi mente regresó a las palabras pasadas de Moritani.

“El dinero no es suficiente, ¡no tenemos nada ni siquiera para alimentar a los niños!, ¡Estoy en una cama de clavos! ¡Me quiero matar!”

Vi las imágenes de ella diciéndome esto con tristeza, las lágrimas que derramó.

Moritani entonces dijo que quería mostrarme las habitaciones y comenzó a subir las escaleras hacia el segundo piso. La seguí, pero mi corazón estaba lleno de dudas. Había un dormitorio ahí. En el dormitorio, inmediatamente una extravagante cama king size estaba a la vista. Tal vez había sido la cama en la que Masaya había dormido hasta ahora, el colchón estaba un poco fuera de su sitio, dentro de esa habitación había un baño, probablemente, donde pude ver por un momento ese suéter de Masaya, uno que una vez vi a Moritani usar, había sido amontonado.

(Huh, ¿Masaya y Moritani están viviendo aquí?)

De pronto, me sentí mareado, como si mi cabeza hubiera sido golpeada con un martillo de acero. Mi campo de visión se tornó totalmente blanco. Como una linterna balanceándose., muchas dudas ocultas en el fondo de mi mente, regresaron.

 

En 2008, Masaya y Moritani abrieron en la ciudad de Nasushiobara un salón de belleza, un onzen (sauna) y un pequeño pero lujoso hotel para uso solo de mujeres.

Masaya me ordenó vender membresías del hotel. Y una persona que compró, por cien mil yenes, fue una conocida mío, una propietaria de un negocio. Pero nunca fue al hotel. Aún y cuando vendí membresías a otros nunca escuché de alguien quedándose en el hotel. Me pregunto para qué demonios era usado ese lugar.

Además, en Tokio solía ver a ambos, Masaya y Moritani siempre conduciendo automóviles lujosos, como 2 Porsches diferentes, Volkswagen Touareg, Bentley, y otros. Acerca de los autos, Moritani me dijo que,

“Nosotros (Home of Heart) somos pobres, así que cuando vamos a hacer negocios para encontrarnos con gente, o salir, debemos hacer que todos piensen que somos ricos. De esa forma los negocios son más exitosos. Así que debemos conducir autos lujosos. Cuando vamos a las reuniones, también debemos ir en autos diferentes cada vez.”

Y yo creía en todo eso.

Pensamientos de desconfianza rotaban en mi mente. Un zumbido en mi oído de pronto se hacía más y más fuerte. Cuando me di cuenta, tenía ambas manos cubriendo mis orejas.

“¡Hey, baja aquí inmediatamente!” escuché la voz aguda de Suzuta. Cuando regresé a mis sentidos, bajé las escaleras. Cuando terminó la filmación para el video en la sala, tomé el tren de regreso a Tokio, siempre mirando el escenario vagamente desde la ventana. No me quedaba fuerza para pensar en nada.

 

Días de conflicto

Entrando el 2009, X Japan tuvo mucha actividad. En enero era el primer concierto en el extranjero en Hong Kong. En dos días de conciertos, con 20,000 personas asistentes, había sido un éxito. A fines de abril, el concierto en Taiwán tuvo 10,000 asistentes. Como el vocalista de X Japan me había hecho más conocido no sólo en Japón sino en muchos países de Asia. A pesar de todo, estaba viviendo de esa manera, así que pedí a amigos diseñadores que me hicieran trajes para el escenario y ropa normal, ya sea de forma gratuita o por préstamo. Para las comidas, había veces en las que era invitado a comer con amigos que eran propietarios de negocios o sus asociados, si no, cada noche iba a la tienda de conveniencia y compraba una bola de arroz, comida estilo oden, un envase de jugo de vegetales y una botella de té oolong. 500 o 600 yenes cubrían mis gastos de comida.

Una vez cada tercer día, mandaba mi ropa a la lavandería de monedas, gastando 300 yenes. Mi costo de vida, cubriendo esas cosas, aunado a transporte y alojamiento con solo esas cosas básicas y esenciales, por mes era de alrededor de 30,000 o 40,000 yenes.

Con ese estilo de vida, fui a presentarme con X Japan en el Tokyo Dome el 2 y 3 de mayo de 2009. Pero aun en esos momentos, no tenía descanso de los negocios de home of Heart.

Días antes, el 29 de abril, tuve dos mini conciertos y firmas de discos en un centro comercial en la ciudad de Izumisano en Osaka.

Siguiendo, el 4 de mayo, también tuve dos mini conciertos y eventos de firma de discos en un centro comercial en la ciudad de Yokohama en la prefectura de Kanagawa. El 5 de mayo, dos mini conciertos y firma de discos en un centro comercial en la ciudad de Omuta en la prefectura de Fukuoka. 6 de mayo, dos mini conciertos y firma de discos en la ciudad de Moriyama en la prefectura de Shiga.

Después de hacer tours por Asia y Japón, teniendo muchos espectadores y X Japan teniendo una mayor presencia, antes y después de eso, como siempre, haciendo mis propios conciertos en centros comerciales, por supuesto, me sentía desconfiado. Pero Moritani continuaba con la violencia y abuso para borrar eso de mí. Aun y cuando en mi corazón, continuaba sintiendo las sospechas crecer cada vez más grandes.

 

Decisión del juicio.

La decisión de ese juicio donde comencé a sentir gran desconfianza de Masaya, salió el 28 de mayo de 2009. Esta fue una de las batallas de juicio entre las partes involucradas y Masaya, Moritani y Home of Heart desde el 2004. Fue el primer resultado de la Suprema Corte. Supe de ello leyendo las noticias en el internet.

“El líder del instituto de seminarios de superación personal Home of Heart (prefectura de Tochigi), Masaya o Toru Kurabuchi, es acusado de suscitar ansiedad por declarar que “quienquiera que deje el seminario solo vivirá una vida infernal fuera de él” y también explotaba con grandes cantidades de dinero. Una mujer (41) de la misma prefectura solicita legalmente una indemnización con un valor de 21 millones de yenes de Home of Heart, Masaya, Kaori Moritani, el vocalista de X Japan Toshimitsu Deyama (Toshi), y todas las compañías relacionadas. La Suprema Corte de Tokio, en el día 28 ha decidido sobre el valor de la indemnización de aproximadamente cuatrocientos mil yenes aumentar, una orden de pago de aproximadamente 15,8 millones. El juez Ootani Yoshio ha señalado el uso continuo del fundador Masaya de violencia y terror, obligando a las víctimas a pagar todo el dinero en su poder a Home of Heart y a las “personas reformadoras”. Se reconoce que estas prácticas son inaceptadas en los estándares sociales.”

Estaba atónito. Yo personalmente no era uno de los acusados. No sabía en qué posición me encontraba para estar en las acusaciones de las partes implicadas. Pero, por supuesto, las noticias tenían que involucrar mi nombre en esto. Recibí shock por la información ante mí. Entonces, las lágrimas comenzaron a caer.

Fue cuando entonces, sentí un violento miedo como si mis costillas se hubieran comprimido. Mientras pensaba, no podía respirar. Me agaché hacia el suelo. Permanecí ahí, en esa posición, por alrededor de 10 minutos sin moverme.

Después de ese día, comencé a sentir el mismo dolor a lo largo con palpitaciones y un terrible dolor de cabeza, mi cuerpo comenzó a reaccionar anormalmente.

Abuso, violencia, insomnio crónico. Viajando por el país entero sin un día de descanso, cambiando continuamente, transfiriendo dinero a Moritani, 12 años habían pasado. Pronto tendría 44, ciertamente un hombre de mediana edad.

¿Tenía todavía un sentido normal de juicio?

(¿No es demasiado parecido con acusador, que “pagó todo el dinero que tenía en su poder a Home of Heart” y fue “reformado”?

 

Odio hacia Masaya

En ese momento, Masaya, Moritani, y el staff de alto rango Matsumoto (el nombre ha sido cambiado para proteger su identidad) vinimos a Tokio, y como cada vez, nos quedamos en una suite de un hotel de clase alta llamado Conrad Tokyo. En el momento de su alojamiento, fui llamado al cuarto después de mi trabajo del día entero, ahí, recibí abuso intenso y violencia por parte de Moritani.

Cuando me llamaron a su habitación, los vi teniendo un festín el cual Masaya había ordenado del servicio a la habitación.

Un día, había una mesa redonda cerca de la ventana, que estaba servida con muchos platos. Moritani puso mi cara en el piso y así recibí violencia y abuso, pude escuchar los sonidos de ellos comiendo. Después de 30 minutos, la violencia y el abuso de Moritani se terminaron. Me quedé ahí tirado en el suelo mientras lloraba. Luego Masaya me dijo:

“Hey, hombre barbilla, come también.”

Levanté mi cara y miré a Masaya. Lo vi llenándose la cara con carne, sus ojos fríos miraban detrás de mí. Se sentó y su cuerpo gordo se desparramaba.

Verlo de una manera tan miserable hizo que un escalofrío corriera hacia abajo por mi columna vertebral, supe de nuevo lo que era sentir asco y odio.

Hace 12 años, cuando conocí a Masaya, tenía una cara agraciada, era alto, delgado. Pensé que tenía la visión de una nueva era en los negocios y que era un cool joven empresario y artista. Pero ahora, no había rastro de ello en Masaya.

“Ya tuve suficiente, así que ahora come hombre barbilla.”

Me persuadió para comer lo que quedaba de la comida. Por supuesto yo no tenía ganas de eso.

“Lo siento, no tengo hambre”

Contesté.

En este punto en el tiempo, me di cuenta de que “algo” en mí sin duda empezó a cambiar hacia Masaya y también Moritani. Pero tenía miedo de esto y no me atrevía a pensar en ello, sellándolo lejos profundamente en mí.

 

Su objetivo era dinero

Hasta ahora, en esos 12 años, casi cada día tenía que ir al banco a pagar o transferir el dinero que tenía en la mano a Moritani. Después del regreso de X Japan en el 2008, una vez cada dos semanas, Masaya vendría de Nasu a Tokio y le pagaría el dinero para Moritani. En un mes, si había “poco dinero” serían alrededor de varios miles de yenes. Si había “mucho” dinero, sería alrededor de varios billones. La única manera en la que podía escapar del abuso y la violencia cada vez más aumentados en severidad, era pagándole a Moritani.

Un día a fines de junio del 2009, después de pasar por mucho trabajo para reunir 5 millones de yenes, fui a pagarlos directamente a Moritani. Ella arrebató violentamente el dinero de mi mano, gritando histéricamente.

“¡Esto no está ni siquiera cerca de ser malditamente suficiente!”

Algunos días después, tuve que pagarle en efectivo 3 millones de yenes. Fue entonces cuando sucedió de nuevo. De repente, mis costillas se sentían como si estuvieran siendo exprimidas, respirar se volvió doloroso, mi frente se humedeció con un sudor frío. Mi cara se contrajo por un dolor insoportable. Pero Moritani comenzó con el abuso verbal, sin preocuparse en absoluto.

“¡Debido a ti, todos están a la intemperie! ¡Tú, hombre barbilla!

El sudor frío corrió debajo de mi cuello. Apretando mis puños, estaba temblando. Pero sentí el coraje surgiendo dentro de mi estómago y no pude contenerme más.

“¡Al final todo es por dinero, ¿no es así?!”

Este era uno de esos momentos en los que sentí el sentido fuerte de la duda que había acumulado mostrarse. Esta fue la primera vez que le grité a Moritani.

Después de un tiempo de silencio, ella dijo en un tono frío.

“¿Le dirías eso a Masaya, cara a cara?”

No dije nada.

Todavía sentía un ligero dolor alrededor de las costillas, pero apenas podía respirar.

Inesperadamente, Moritani cambió dramáticamente, ahora ella comenzó a llorar.

“Solo quiero que tú, barbilla hagas buenas obras. Te apoyo totalmente. Barbilla, estoy haciendo este trabajo duro para apoyarte.”

Solo pude escuchar mentiras en esas palabras. Cuando ella me decía cosa como estas, usualmente me sentía muy afligido. Pero ahora, solo podía ver lo como una clase de actuación.

Moritani era ahora, para mí, un atemorizante demonio que venía para robar mi dinero.

 

La decisión de escapar.

Decisión de escapar

Días después, el 3 de julio de 2009, tuve un concierto en Meguro Gajoen, Tokio. Mientras cantaba, me sentía inquieto acerca de qué tipo de trato cruel habría, ya que le había respondido a Moritani hacía unos días. “Al final, todo es por dinero, ¿no es así?”

Después de que el concierto terminó fui llevado por Suzuta al cuarto de hotel de Masaya, Moritani y Matsumoto. Masaya dijo.

Parece como que te has puesto en contra de Wanku (De esa manera es como Moritani era llamada en Home of Heart)”

“¡Sabes que podría venderte a la mafia! Tal vez valgas algo, ¡tal vez 3 billones! ¡Te venderé a la mafia y pagarás por todos tus pecados!

Mientras me amenazaba, estaba en el piso con mi cara al suelo. Muchas, muchas veces, fui pisado con fuerza.

Entonces, Moritani comenzó a patearme y golpearme de la misma manera.

Mientras soportaba el dolor, pensaba.

(¿No es esta violencia pura?)

 

Al principio, creía que el abuso y la violencia me harían convertirme en una mejor persona. Pero cada vez, se tornaba más agresivo. Ahora era solamente violencia plena. Y además, estaba el abuso verbal, o la violencia psicológica. Estaba controlado por el temor de esos dos tipos de violencia.

Y ahora, la amenaza de “ser vendido a la mafia”.

 

Masaya siempre puso énfasis de quedar él en buenos términos con un líder de la mafia llamado S, quien lo ayudaría con varios millones de yenes en el tiempo en que afirmaba poseer varias discotecas y cafés en Roppongi. Masaya también afirmaba estar en buenos términos con un jefe de la mafia. Yo siempre me estremecí cuando me amenazaba con venderme a la mafia, sonaba como una amenaza legítima. No sé si eso era porque estaba siendo pisoteado, o debido a ese dolor en mis costillas, pero comencé a tener dificultad para respirar. El sudor frío y las lágrimas ensuciaban mi cara.

(A este ritmo, realmente voy a ser vendido a la mafia…)

(¿Por cuánto tiempo voy a tener que vivir a través de estos días infernales?)

(¿Por qué estoy vivo?)

(No puedo manejar más esto.)

(Tengo que escapar de Moritani y Masaya de alguna manera.)

Mientras mi conciencia se desvanecía, finalmente tomé la decisión de escapar.

 

Cortando el contacto con Moritani

El día siguiente, 4 de julio, no dormí mucho. Temprano en la mañana, partí para Okinawa para una aparición en un evento de una compañía farmacéutica, en el vuelo del aeropuerto Haneda al aeropuerto Naha, los demás pasajeros todos parecían como si estuvieran de vacaciones. La atmósfera en el vuelo era muy relajante, pero tenía dolor por haber sido pateado en la espalda la noche anterior, el dolor usual en mi pecho, y el dolor palpitante en una parte de mi cara.

Mientras trataba de soportar esos dolores, me quedé mirando la ventana, pensando en nada más que cómo debería planear mi escape.

(Pero, no importa de qué manera o cómo me escape, no hay duda de que Moritani iría tras de mí…)

Cuando cerré mis ojos vi su malvada expresión.

Sentí náuseas, me paré de mi asiento y me encerré en el baño.

Con mis pensamientos en caos, el avión llegó al aeropuerto de Naha. Fui recibido con una cálida bienvenida por el propietario de la empresa en Okinawa.

“Te ves muy cansado, ¿te sientes bien? Aparte del concierto, quiero que te tomes tu tiempo para descansar en Okinawa. Este es mi regalo para ti, usa esto y tal vez te sentirás un poco como si fueran unas vacaciones.”

Tal vez sintiendo algo de lo que sentía, abordándome con preocupación, el propietario de la empresa me dio una camisa hawaiana verde.

La personalidad tolerante del propietario y los rasgos típicos de una persona de Kansai me hicieron sentir relajado. Pero ese día, ni la sonrisa del dueño de la empresa o el azul del cielo y el mar de Okinawa podrían hacerme sentir mejor.

El día siguiente, debido a otro evento, tomé el avión desde Okinawa a Osaka.

 

Durante el vuelo, también me quedé pensando en la manera de escapar. Pero temía, “¿Qué pasaría si me atrapan?”. Cada vez, el rostro del terrorífico de Moritani, brillaba en mi mente, me sentí mareado y tuve que encerrarme en el baño una y otra vez. Después de que el trabajo en Osaka fue realizado, tomé el tren nocturno con el “manager” Ueda. Con el fin de que Ueda no sintiera nada actué todo el tiempo como si todo estuviera normal. Cuando llegué a Tokio, fui contactado por el manager de Yoshiki. El manager me informó que Yoshiki, en Los Ángeles, había enviado una solicitud de urgente para que cantara la nueva canción de X Japan.

Despidiéndome de Ueda, tomé solo un taxi rumbo a un estudio de grabación en Ginza, Tokio. Cuando llegué ahí, el ingeniero, S, quien había estado haciendo preparativos, se me acercó y dijo, en shock.

“Toshi, te ves terrible. ¿Estás bien?”

Asentí débilmente, y me dijeron que esperara en la sala por noticias de Yoshiki. Me dejé caer y descansé en la sala, cerrando mis ojos y pensando..

(Si permanezco grabando hasta la mañana, tendré una excusa para no contestar las llamadas de Moritani. No tengo que contestar el teléfono ese tiempo. Mañana 6, tengo una reunión con un diseñador de ropa, y no necesito que Ueda me acompañe. Además, al día siguiente, 7, puedo repentinamente cancelar mis citas y n tener nada para el día. Mientras tanto, no contestaré el teléfono y desapareceré en algún lugar.)

(Pero, ¿qué pasa si Moritani me atrapa?, ¿Qué tipo de castigo tendré?, ¿Seré vendido a la mafia…?)

Ser vendido significaría que Masaya y Moritani venderían mi oficina al grupo de la mafia que conocían, Masaya aseguraría las ganancias y tendría que trabajar para ellos, trayéndoles dinero. Bajo el control de la mafia, tendría que trabajar toda mi vida. Hambrientos de dinero, como son Masaya y Moritani, estarán muy satisfechos con esto.

Pero si cambio de parecer, preferiría morir.

(No hay otra elección, ¡debo escapar!)

 

Con esa determinación, me levanté del sofá, entonces, escuché un golpe en la puerta. Contuve la respiración, mi corazón se aceleró como si pudiera detenerse, mientras inmediatamente pensaba, (¿Será Moritani?)

Entonces, escuché la voz del manager de Yoshiki desde la puerta.

“¿Toshi?”

Tímidamente contesté “Sí”, calmadamente.

“Siento mucho que hayas venido hasta aquí, hoy la conexión con Yoshiki desde L.A. no está funcionando. Todo ha sido cancelado hoy.”

“Ok, entiendo.”

Respondí tranquilamente desde el otro lado de la puerta.

Había sido cancelado después de que había esperado dos horas. Después de eso, aún estaba en la sala, sumido en mis pensamientos. Salté cuando el teléfono celular sonó. Era Moritani. Podría decir que me sentía como un soldado, en dirección a la línea del frente de batalla, estaba listo para hacerlo o morir. No contesté el teléfono.

Después de eso, hasta las 3 a.m. Moritani continuó llamando. A pesar de eso no contesté. Era la primera vez que esto sucedía desde que la conocí.

Cada vez que entraba una llamada, sentía nauseas, alguna parte de ello debido al miedo, y tenía que ir al baño.

En ese estado del cuerpo y de la mente donde estaba siendo perseguido, no me sentía como si estuviera vivo. Después de un rato, las llamadas disminuyeron. Dejé el estudio, donde había estado hasta las 3 a.m., y fui a mi cuarto. La noche estaba terminando y no había dormido ni por un minuto. Después de las 9 a.m. del día siguiente, comencé a recibir llamadas telefónicas de Moritani otra vez. Puse mi teléfono en modo silencioso, pero cada vez lo sentía vibrar, por supuesto tenía nauseas (estaba terriblemente asustado) y me sentía avergonzado de mi mismo.

En la tarde, Moritani llamó una y otra vez. Dejó mensajes en la máquina contestadora, enojada, ordenándome contestar el teléfono. Temblaba cuando escuchaba su voz. Ella también mandó muchos mensajes de texto ordenándome contestar.

En la noche, el teléfono sonó nuevamente, pero cuando miré para ver si era Moritani de nuevo, esta ver era el manager de Yoshiki.

“Yoshiki realmente quiere grabar la canción mañana comenzando desde las 9 a.m. ¿cómo están tus asuntos?”

Esta no era una conversación directa, era un mensaje que el manager dejó en la máquina contestadora.

Grabar era imposible. Si accedía a grabar, había una gran probabilidad de que Moritani lo supiera y me encontrara.

Pronto contacté al manager de Yoshiki con una negativa, el manager respondió notoriamente preocupado.

“Si la grabación no está hecha para mañana, va a crear situaciones preocupantes en América, hay una fecha límite para esto. Esta es una petición urgente de Yoshiki y todo el staff de X Japan. ¿Puedes hacer algo al respecto?

“Oh, ¿es así? En ese caso, trataré de ajustar mi agenda, te contactaré después.”

“¿Qué debo hacer…? pensaba que podía escapar de Moritani y Masaya. Pero entiendo que en esta situación con Yoshiki estoy acorralado.

“De acuerdo, estaré en el estudio mañana hasta las 9. Pero por favor, no le digan esto a nadie.”

“Entendido. Gracias, muchas gracias. Estás ayudando mucho. Nos vemos ahí.”

“¡Por favor! ¡No dejen que Moritani sepa esto!. Esta era mi última esperanza.

 

 

Secuestro y confinamiento. 7 de julio de 2009, un día que siempre recordaré.

Continuaba sin dormir, ahora habían sido varios días. No comía ni bebía. Estaba cayendo a pedazos, física y emocionalmente.

El 7 de julio 10 minutos antes de las 9 a.m., llegué en taxi a la entrada del estudio de grabación en Ginza, “Onkio Haus”

“Dios, por favor no dejes que Moritani me encuentre.”

Cerré mis ojos fuertemente y le pedí a Dios.

Examiné mis alrededores, pero no había nadie alrededor. Dejé el taxi, temeroso, mis pies temblaban. En pequeños y rápidos pasos, di la vuelta para entrar por la entrada trasera del edificio. Estuve de pie ante el elevador del primer piso. Miré alrededor, pero el lobby del edificio estaba muy tranquilo, debido a que era temprano en la mañana.

Tomé el elevador, presionando el botón al tercer piso, el cual era el piso del estudio. Las yemas de mis dedos temblaban, mi corazón golpeaba como si fuera a explotar.

Pronto, la puerta del tercer piso se abrió.

“¡Por favor!” Cerré mis ojos fuertemente.

“¡Ah!”

En el instante en que abrí mis ojos, mi respiración se detuvo.

Moritani estaba parada enfrente de mí.

Sus ojos sus ojos estaban rígidamente levantados, fríos como los de un demonio, mirándome.

Trató de agarrar mi brazo, pero aventé su mano toscamente, corriendo hacia la puerta del estudio en línea recta. Moritani, en silencio, trató de agarrarme fuertemente por el brazo de nuevo, cuando yo aventé su mano lejos de nuevo y me las arreglé para abrir la manija de la pesada puerta a prueba de ruidos y entrar en el estudio. Hubo cierta resistencia por parte de ella, pero pude cerrar la puerta. Moritani no podría pasar más allá de la puerta del estudio.

Ahí, en el estudio, el ingeniero y el asistente ya habían hecho los arreglos y estaban esperando.

“Buenos días, Toshi.”

El ingeniero, “S”, quien estaba sentado, giró para saludarme. “S” me vio entrar desesperadamente al estudio, con mi rostro muy pálido.

“¿Todo está bien? Me preguntó “S”.”

Pronto, una conexión satelital fue establecida con el estudio de Yoshiki en L.A. y la grabación vocal comenzó.

Por supuesto, no quería dejar el estudio, no quería ni siquiera tomar un receso para ir al baño. Después de unas pocas horas, no tuve más elección que abrir la puerta.

Echando un vistazo de las condiciones afuera, y en la sala del lobby, Moritani estaba sentada en el sofá, cuando nuestros ojos se encontraron. Pronto se levantó, y se acercó a mi lado, me tomó del brazo y se paró muy cerca de mí.

“Hey…”

Ya que había otras personas, ella estaba diciendo esto en voz muy baja. Haciendo caso omiso de ella, me acerqué a un baño cerca del ascensor.

Allí, pensaba. ¿Cómo debía alejarme de Moritani? lo más probable era que se puso en contacto con los managers de Home of Heart y estén esperándome allá afuera Tengo que hacer algo. Cuando salí del baño, ella estaba de pie allí. Pensé que debía detenerme y decir algo, pero procedí a volver al estudio.

Cuando el reloj finalmente tocó las 12, la grabación continuó. A pesar de que era una sesión de grabación larga, deseaba desesperadamente que terminara nunca…

Finalmente, a las 10 pm, la grabación había terminado. Pensaba mientras me preparaba para salir.

En todo caso, lo único que puedo hacer es correr.

Con esa decisión, abrí la puerta del estudio. Inmediatamente Moritani se acercó a mí. Entonces, ella sostuvo mi brazo izquierdo firmemente con ambas manos y me llevó con una fuerza increíble al ascensor. Cuando la puerta del primer piso se abrió, justo como pensé, fui rodeado por el personal de Home of Heart.

 

Plan de escape fallido

Se terminó, ahora no hay escapatoria… Moritani me arrastró del brazo, y más rápido que nada, fui lanzado al asiento trasero de una minivan.

“Masaya está esperándote en Nasu.”

Moritani dijo como si estuviera secuestrado.

Dentro del carro, en dirección a Nasu, Moritani dijo:

“¿Qué demonios estabas planeando?, ¡Bastardo!, ¡¿Qué tipo de intenciones tenías para hacer esto?!

Mientras ella gritaba una y otra vez, me golpeaba con sus puños sin piedad, mientras yo estaba agazapado en el espacio bajo el asiento del coche. Este ataque continuó durante las dos horas y media que tomó llegar a Nasu.

El carro finalmente se detuvo. Cuando fui sacado del auto, estábamos en un maravilloso edificio en lo profundo de las montañas, el cual era la nueva casa de Masaya. Fuimos dentro, Moritani aun sostenía mi brazo, pasando a través del garage interior, y dentro de la sala. Masaya estaba sentado en el sofá, colocado en el vasto piso de mármol blanco.

“¡Mata a este hombre barbilla!

Cuando Masaya dijo esto a Moritani, estaba tirado en el suelo y Moritani gritaba furiosamente al mismo tiempo que golpeaba mi espalda.

“¿Por cuánto tiempo nos causarás problemas? ¡Tú monstruo!

Otras personas se unieron  golpeando mi espalda.

Escuché la voz de Masaya.

¡Vendo a gente como tú a la mafia!

Mi espalda fue pisoteada con fuerza.

No siendo capaz de respirar debido al dolor extremo, comencé a perder la conciencia. Después de eso, no sé por cuanto tiempo continuaron los actos de violencia.

Si las cosas permanecen así, seré realmente vendido a la mafia.

Tenía que huir de alguna manera.

En este punto, cuando aún estaba inconsciente, escuché la voz de Masaya.

¿Ahora qué?

Y entonces regresé a mis sentidos.

¿Debería salir de este lugar…?

Inmediatamente, dije, arrodillándome, con mi cabeza tocando el suelo.

“Lo siento mucho, por favor, continúen, lo siento.”

Hoy, no podría intentar escapar nunca más. Despojaré toda mi libertad lejos de mí. Desde mañana hasta el día de mi muerte, ¿debería continuar viviendo cada día como un esclavo?

“¡Lárgate de aquí!

Con estas pocas palabras de Masaya, me tambaleaba, tratando de ponerme sobre mis pies. Así que esto era lo que era realmente sentir desesperación…

Tal vez era por haber sido golpeado en la cabeza y las orejas con una pantufla, pero oí un zumbido fuerte que no se detenía. Sentí un dolor punzante en mis ojos, mi campo de visión era borroso.

Con gran esfuerzo salí del edificio. Me colocaron dentro de un coche y me dirigí a la parte delantera de un hotel de negocios en la ciudad de Nasushiobara, alrededor de las 4 de la mañana.

Después de entrar dentro de la habitación de hotel, ni siquiera podía subirme a la cama, en lugar de eso, me apoyé en el borde y una vez más mi conciencia se desvaneció por un tiempo.

Mi cara estaba hinchada, mis mejillas cortadas, y sentía un dolor inmenso en mi espalda y costillas. Tenía problemas para respirar, y con un ataque violento de tos, el cual causaba aún más dolor a mi espalda y costillas.

Mirando hacia afuera, por la pequeña ventana de la estrecha habitación, podía ver el cielo comenzando a brillar.

(¿Por qué mi vida se había convertido en esto…?)

La esquina de mis ojos se tornó caliente, me sequé las lágrimas muchas veces con mis manos.

 

La primera vez que mostré mis verdaderos sentimientos

10 de octubre de 2009, al mediodía, tuve una reunión con un conocido que estaba planeando tener un evento personal. Después de que recibí el depósito en garantía de 1millón de yenes, telefoneé a Moritani quien estaba en Nasu para informarle. Inmediatamente después, Masaya me llamó también.

“Un regalo de cumpleaños para el hombre barbilla, Wanku va para allá”

Sabía que significaba que vendría para quitarme el dinero.

La noche de ese día, fui a una fiesta de cumpleaños que un conocido había organizado para mí, en el piso más alto de la Torre Armani, en Ginza, Tokio. Era una fiesta en forma de evento que reunió a 100 de mis fans.

Justo antes, aparecí, vi a Moritani en el camerino, y de pronto sentí una sensación de hormigueo anormal por todo mi cuerpo. Fui al baño y rasqué mis brazos, piernas, hasta que cubrí mi cuerpo de cicatrices sangrientas. Era también evidente que no podía, bajo ninguna razón, quitarme la chamarra enfrente de todas las personas que estaban ahí, ya que mi camisa blanca tenía manchas de sangre. Aunado con mi mala condición del insoportable dolor en las costillas, dificultad para respirar, palpitaciones y dolor de cabeza, ahora tenía frecuentes erupciones de comezón por todo mi cuerpo.

Pagué el millón a Moritani y ella rápidamente lo quitó de mis manos, son decir nada como “feliz cumpleaños”, y se fue. Probablemente regresó al carro con Masaya y se fueron quien sabe a dónde.

El 19 de octubre en Shinjuku estaba actuando en un concierto actuando conjunto con una presentación de piano. Durante el ensayo y antes del show, el dolor en mi pecho comenzó a tornarse mucho peor. Me sentí mareado muchas veces.

Después del concierto, el presidente de la compañía ofreció llevarme de vuelta a mi apartamento. Mientras me bajaba del carro, fue la primera vez que le conté a alguien cómo me sentía.

“No creo que mi cuerpo y mi mente resistan más…”

“Huh, ¿estás bien?”

Sin responder al presidente de la compañía, cerré la puerta del carro débilmente.