Capítulo 3. La Fundación de X
Parte 1. Formando Una Nueva Banda Y El Ingreso En El Colegio De Música

 

Traducción al español: Sakura Hayashi
(@SakuXJapan252)


Aunque Yoshiki entró en la mejor escuela de Tateyama, su actitud hostil hacia los maestros y hacia las normas de conducta de la escuela no había cambiado. Como si en contraste a los discípulos, que observaban las reglas de la escuela, su ropa y su pelo se hicieron más desafiantes, su comportamiento había empeorado, lo que dio lugar a numerosos conflictos.

En el primer día, durante la ceremonia de inicio Yoshiki atrajo la atención de todo el colegio. Cuando fue llamado al escenario, el maestro lo regañó fuertemente por su apariencia y lo golpeó en frente de todos los estudiantes de la escuela que se reunieron en el gimnasio. Pero incluso después Yoshiki, poco dispuesto a aceptar la decisión de los profesores no cambió su ropa o peinado.

Llevaba una larga, casi hasta las rodillas, chaqueta con forro brillante, se arrancó las cejas y se tiñó el pelo de rojo. Por supuesto, se trataba de una violación a todas las normas. Sólo un pensamiento, difícil de entender desde el punto de vista del sentido común, pulsaba en su cabeza: “Romper todas las reglas establecidas por los adultos.”

Los maestros y otros estudiantes de la escuela, se enfrentaron con un insólito comportamiento, sólo murmuraban: “¿Cómo pudo alguien como él entrar a la preparatoria Awa?” Sintiendo las miradas, Yoshiki se endureció aún más. A menudo, un descontento interno, que había llegado a ser mucho más fuerte desde la escuela secundaria, se encendió en él.

Un interés nació en su corazón, y poco después del inicio del año académico, visitó todas las 11vas clases del primer año de estudio con el llamado: “¡Todos los que no están satisfechos, salgan! ¡Quedémonos juntos!”

Pero la preparatoria Awa era diferente de la escuela secundaria, donde Yoshiki había estudiado antes, y no había ni siquiera uno insatisfecho aquí. Por otra parte, los miembros de los clubes de deportes populares, vieron sus travesuras con descontento. Atletas fuertes y decididos empezaron a frenar su comportamiento agresivo.

Yoshiki no había encontrado amigos en la escuela, y su interés por el estudio estaba completamente perdido. A menudo se dormía o miraba distraídamente por la ventana durante las lecciones. Cuando se cansaba de ellas, se levantaba bruscamente y cerrando la puerta, salía corriendo de la clase. A menudo tuvo dificultades con los profesores por las sillas y mesas rotas. La mayoría de los estudiantes de la escuela soñando con entrar en las universidades de prestigio, eran incapaces de entender completamente los motivos de Yoshiki.

La madre de Yoshiki, en quien no reconocía ningún control sobre sí mismo, fue convocada a la escuela desde el principio del año escolar. Y sucedió más de una o dos veces. Las citas en la escuela se convirtieron en algo común.

Yoshiki se sentía bastante extraño entre los demás estudiantes que estaban totalmente inmersos en las actividades de aprendizaje y los deportes. Comenzó a buscar su nivel fuera de la escuela y a menudo se saltaba las clases. A pesar de que mantenía relaciones con un amigo de la infancia: Toshimitsu, se unió al equipo de voleibol y constantemente estaba ocupado en el entrenamiento. Por supuesto, su vida era muy diferente de la vida llena de conflictos de Yoshiki. Al final, sin ver otra cosa que el aburrimiento en la vida escolar, Yoshiki comenzó a pasar su tiempo en compañía de bravucones, con quienes comenzó a fumar desde la escuela secundaria. Había chicos en esa compañía, que entraron en otras escuelas o consiguieron puestos de trabajo, así como los motociclistas. Entre ellos estaban aquellos que nunca habían trabajado y nunca estudiaron. Por lo general, se reunían cerca de la estación de Tateyama. Yoshiki, pasando sus días en esta compañía no parecía un estudiante que acababa de entrar en una buena escuela. Parecía que no podría pasar al siguiente grado.

Chaqueta larga, el pelo teñido de rojo, el tabaquismo y los escándalos.

Considerado como un bravucón, Yoshiki no reconoció el más mínimo control.

En última instancia, debido a su aspecto atrayente su nombre se hizo conocido entre los estudiantes de otras escuelas, los rumores sobre el bravucón secreto de la escuela Awa comenzaran a propagarse. Teniendo amigos en malas compañías de Tateyama, frecuentemente solía toparse con peleas. Escuchando rumores acerca de Yoshiki, los estudiantes de otras escuelas llegaban a las puertas de la escuela Awa, esperando su llegada.

“Oye, ¿eres tú, Hayashi de la escuela Awa?, ¿Por qué te vistes de modo tan extravagante?” – Gritaban, agarrándolo por los faldones de la chaqueta brillante. Al no tener ninguna oportunidad de resolver el caso pacíficamente, Yoshiki nunca vaciló, y respondió:

“¿Quieres luchar? – ¡aquí está!”

A veces había peleas uno -a-uno, pero a veces tenía que enfrentarse a múltiples atacantes. A veces, al ver que Yoshiki estaba levantándose las mangas, escapaban, pero a menudo también fue golpeado. Otros estudiantes que veían como de repente comenzaba la pelea frente a las puertas de la escuela sólo temblaban, y observaban desde la barrera. Pero Yoshiki, determinado pasara lo que pasara, nunca se rendiría. Por supuesto, para evitar una pelea, podía salir de la escuela a través de la entrada de servicio, pero su orgullo no le permitía hacerlo. No importaba cuántos enemigos lo esperaran, no importaba lo fuertes que fueran, siempre salió por la puerta principal. Tenía los puños a menudo destrozados, su rostro hinchado, y la sangre goteando de la nariz y los labios estrellados. Pero cada vez, una vez en el suelo, Yoshiki inmediatamente se ponía en pie y nunca escapó. Así fue llamado como “terriblemente fuerte en la pelea”, y la fama de Hayashi de la escuela Awa comenzó a extenderse aún más rápido.

A los 15 años de edad, Yoshiki era físicamente fuerte, y una infancia dolorosa parecía de alguna manera irreal. Aunque las alergias alimentarias no habían pasado, el correr y las numerosas peleas habían hecho su cuerpo robusto, y todas las numerosas heridas sanaban en él muy rápidamente.

Pero Yoshiki fue obligado a conseguir esa fuerza física no sólo por luchar, también por el judo, el cual inició al mismo tiempo que, entró en la escuela. El hecho era que la Escuela Awa tenía una tradición de entrenamiento de chicos en cualquier forma de artes marciales. Se podía elegir el kendo (lucha con la espada) o el judo, Yoshiki eligió el judo.

Había entrenamientos en invierno también. Yoshiki pasaba el tiempo con sus amigos hasta la medianoche, y temprano en la mañana venía un amigo, lo despertaba, y lo obligaba a comer un poco de pan, arrastrando a un medio dormido Yoshiki a los entrenamientos.

Durante las sesiones de entrenamiento, donde las técnicas se perfeccionaban al azar, todos los senpai de los equipos deportivos, elegían por unanimidad al descarado de Yoshiki como miembro. No tenía la oportunidad de oponerse a sus habilidades y regularmente se encontraba en el suelo, pero en comparación con las peleas estas lecciones incluso le daban placer.

A veces había peleas con el maestro. La primera vez Yoshiki comenzó a defenderse, pero inmediatamente voló al suelo y fue estrangulado por el cuello, perdió el conocimiento. Sin embargo, no dejó de entrenar. Y la siguiente vez, llevando a cabo la técnica de la defensa bien dominada, fue capaz de sumar un punto.

Yoshiki estaba seriamente interesado en el judo, pero sobre todo se sentía atraído por las motocicletas. Después de correr en la motocicleta, podía olvidarse de la cruda realidad.

Cuando terminó el verano y el segundo semestre comenzó, los estudiantes se acostumbraron a la naturaleza inusual de Yoshiki. No lo veían sólo como un bravucón, sino como una persona con poderes inusuales en él. A menudo iban a pedirle consejo cuando surgían problemas con los chicos de otras escuelas, peleas, o extorsión. Yoshiki a menudo actuó como mediador en los conflictos entre los chicos. “Me gustaría que nuestra escuela no tuviera peleas. Si tienes problemas, te ayudaré a solucionarlos.”

Ni una sola persona pudo ignorar la solicitud de Yoshiki.

Ahora, después de haber ganado la confianza de los compañeros de escuela, Yoshiki podía analizar su comportamiento en los primeros días de escuela cuando corrió a través de todas las clases, gritando palabras desafiantes. Por supuesto, los atletas lo vieron como una amenaza al orden y respondieron hostilmente a su comportamiento agresivo. Ahora, reconociendo la ilusión pasada, lo comprendía con claridad.

Yoshiki organizaba fiestas en su casa, invitando a los estudiantes de su escuela, y no a los de su compañía habitual. Decidió cambiar su comportamiento agresivo. Unas pocas docenas de personas se reunían en casa de Yoshiki, y gradualmente se unió al equipo de la escuela.

Aunque la relación con los niños había mejorado, los problemas con los profesores aún permanecían. Esto también afectó la actitud de Yoshiki en la música rock.

En otoño, durante su primer año de estudio, la banda NOISE actuó en el festival cultural con versiones de canciones populares en estilo rock pesado.

Una semana antes de las vacaciones Yoshiki se reunió con el grupo para ensayar intensamente anticipando las oportunidades de mostrar su nuevo repertorio. Y así, el día del festival había más de un millar de espectadores en el gimnasio de la escuela. La banda apareció en el escenario y gallardamente interpretó las canciones de Led Zeppelin, Rainbow y UFO, lo que provocó un gran deleite de los presentes. El maravilloso tamborileo de Yoshiki, la voz clara y sonante de Toshimitsu – todo esto causó una tormenta de aplausos y vítores. Mirando al miembro de cabello corto del equipo de voleibol, ¿quién habría pensado que él era capaz de una interpretación tan brillante? Y la batería y la guitarra y el bajo – todos los instrumentos sonaban muy bien. Senpai, quien escuchó la actuación del grupo, dio un salto a la vez y no dejó de aplaudir. Al oír a NOISE, los otros discípulos corrieron hacia allí, así que la habitación totalmente atestada comenzó a parecerse a una sala de conciertos real, despertando el entusiasmo general.

Después del final de la actuación aún no enfriado el entusiasmo Yoshiki de repente fue convocado a la salida por los miembros de la otra banda de rock. Eran discípulos de la tercera clase, quienes vieron la brillante actuación de NOISE y comenzaron a expresar a Yoshiki críticas injustas:

“¿Estás aquí, con tu rock pesado, estropeando toda la cosa para nosotros?”

Este grupo interpretó las canciones de “Yokohama Ginbae”. (Banda de rock japonés de principios de los 80).

“¿Por qué nos importa?”

Después de escuchar la reclamación sin sentido, Yoshiki comenzó a reñir. Pero incluso durante la pelea tuvo un sentimiento de superioridad. Wow, eran tan bueno que la otra banda tenía envidia. Los vítores de la audiencia encendieron el fuego y el sueño de una nueva actuación en su corazón.

Después del concierto, Yoshiki dijo a sus compañeros de clase. “Es genial que nuestra actuación causó tal impresión en todo el mundo. Tenemos que practicar aún más y aprender canciones más complejas.”

Y a pesar de que el festival terminó con una pelea, Yoshiki se alegró de las raíces mismas de su ser con su desempeño exitoso en el escenario. Su objetivo era una actuación de la banda en el próximo festival cultural escolar. Sin embargo, los líderes escolares reaccionaron negativamente a la música rock y no permitieron hacer esto. Se creía que el entusiasmo por la música rock era equivalente a un mal comportamiento, y se les decía a los otros miembros del equipo que eran estudiantes serios: “¡Oh, eres igual que Hayashi!”

Yoshiki consideró inadmisible que la presentación en el festival pudiera afectar tanto a la reputación de los miembros parte de una banda de rock. Él mismo era bastante indiferente a lo que la gente decía de él. Por otra parte, tamborileando con increíble velocidad y sintiendo un júbilo antes desconocido, se sorprendía de por qué otras personas no podían entender la música.

Tocaba la batería, llegando a los límites de la fuerza física, por lo que con el tiempo tocaba al unísono de los latidos de su corazón. El sudor le corría por todo cuerpo, la respiración se tornaba difícil, todo se reducía a una línea recta delante de sus ojos, por lo que no podía entender en dónde estaba en ese momento.

Cuando Yoshiki aceleraba en su motocicleta a toda velocidad, sentía una gran alegría, como si a pesar de la gravedad pudiera elevarse hacia el cielo. La misma sensación se apoderaba de él cuando tocaba la batería, lo que daba salida al flujo de energía desencadenada en él.

Yoshiki mantuvo amistad con una amplia gama de diferentes personas – desde rufianes hasta los estudiantes diligentes que buscaban entrar a la universidad del estado. A veces, estudiantes de otras escuelas dispuestos a entablar una pelea lo esperaban a las puertas de la escuela, y después del festival, las chicas que se convirtieron en sus admiradoras comenzaron a reunirse allí, por lo que Yoshiki no estaba seguro de que esperar esta vez – si otra pelea o una cita, pero se adaptaba fácilmente a cualquier situación.

Ocupado todo el tiempo Yoshiki a menudo regresaba a su casa solo por la noche. Pero en su ausencia, sus viejos amigos de la escuela secundaria, los motociclistas y los vagos, que se reunían allí, como si fuera un club público se quedaban en su habitación. En silencio pasaban a la segunda planta, se encerraban en la habitación y entablaban conversaciones interminables o escuchaban los discos de música rock de la colección de Yoshiki.

Cuando el dueño regresaba, la cantidad de personas crecía aún más; a veces la sala estaba llena de 40-50 personas. El ruido interminable no se detenía, ni durante el día ni durante la noche, lo cual exasperaba totalmente a la madre de Yoshiki. Exigió que las visitas deberían regresar a casa temprano y no venir libremente cuando quisieran, y no llenar el lugar con multitudes. “Al final, un chandelier caerá desde el techo pronto.” – agregó.

Yoshiki decidió hacer un calendario para las visitas de sus amigos, pero fue inútil, ya que el número de visitantes creció, y la ansiedad de su madre no disminuyó.

Por supuesto, ella no estaba preocupada por el chandelier. Las calificaciones de Yoshiki en la escuela eran muy bajas y su pase al siguiente grado se convirtió en un problema.

Los profesores le dijeron a Yoshiki que había sido el segundo de los peores alumnos desde la fundación de la escuela. El peor estudiante fue expulsado, y los profesores creían que el mismo futuro estaba esperando por Yoshiki.

En ese momento el prefecto de la escuela secundaria que había escuchado acerca de las malas notas y preocupado por el destino del estudiante, visitó la casa de Yoshiki. Trató de hablar con Yoshiki y dio consejos a su confundida madre, pero Yoshiki no escuchó a nadie. De alguna manera se las arregló para pasar el examen y pasar al siguiente grado. Se pintó el cabello de verde y pasó a llevar una vida libre.

Sin embargo, Yoshiki no pudo recuperar la confianza de los maestros, sobre todo a causa de su constante participación en las peleas.

Cada vez después de una pelea las heridas daban bastante miedo, pero después se curaban sin dejar rastros.

Lo mismo ocurrió durante un accidente de motocicleta.

Yoshiki una vez andaba en motocicleta por la ciudad junto con un amigo. De repente el amigo comenzó a preguntar a Yoshiki si le permitía conducir. Yoshiki lo dejó ir adelante, y se pasó al asiento de atrás. Pero su amigo no tenía experiencia y, dando vuelta a una esquina a alta velocidad, perdió el control, se estrelló al lado de la carretera y volcó. Con el impacto Yoshiki fue arrojado en el aire pero cayendo en el suelo, inmediatamente recordó su entrenamiento de judo y aterrizó sin conseguir un solo rasguño. Mientras tanto, su amigo se golpeó duramente por el suelo y estaba tendido cerca de la moto destrozada, gritando de dolor. Ayudando a su amigo, Yoshiki dijo con voz severa:

“¿Qué estás haciendo? ¡Rompe la motocicleta de alguien más! Bueno, siéntate atrás, ¡rápido!”

Aunque la moto sufrió daños, Yoshiki consiguió echar a andar el motor y llevó a su amigo gimiendo de dolor a su casa. En su habitación Yoshiki encendió un cigarrillo, mientras su camarada pálido incesantemente se quejaba del dolor.

“Bueno, si te duele mucho, nada se puede hacer, tenemos que ir al hospital.”

El examen médico y los rayos X mostraron que su amigo tenía fracturas en diez lugares.

Después de este incidente, Yoshiki, que no recibió ningún rasguño, pasó a ser “inmortal”.

Ahora Yoshiki, que no conocía el miedo, era respetado aún más entre los grupos de bravucones.

Pronto su nombre fue mencionado una vez más en relación con un escándalo durante un festival de la ciudad.

En ese día, Yoshiki dejó la escuela temprano y fue a dar un paseo por la ciudad. Debido a la inusual longitud de su ropa varias veces fue detenido por la policía:

“¿Qué estás haciendo aquí?, ¿Y en ropa como esta?”

“Yo no hago nada. Sólo estoy tomando un día de descanso. ”

Sin embargo, en un lapso muy corto de tiempo, estas palabras fueron refutadas. De la nada, estudiantes desconocidos de preparatoria aparecieron. Estalló una pelea, las fuerzas eran desiguales, y Yoshiki golpeado, perdió la conciencia justo en medio de la calle donde el tráfico fue bloqueado por las festividades. Afortunadamente, Kouki pasó por casualidad; cuando regresaba de la escuela, y vio a su hermano mayor, acostado entre la multitud de personas. En general, en términos de Kouki, que estudiaba el sexto grado de primaria, su hermano mayor llevaba una vida especial de emocionada admiración, mezclada con miedo.

De diecisiete años de edad, Yoshiki, a pesar de las preocupaciones de los demás, había abandonado totalmente sus estudios y continuaba con la renovación de la banda. En el segundo año de escuela, los miembros de NOISE, excepto Yoshiki y Toshimitsu, comenzaron a prepararse vigorosamente para los estudios universitarios. Por lo tanto, Yoshiki decidió disolver el grupo, y junto con Toshimitsu comenzó a pensar en la creación de uno nuevo. Pensando en el hard rock, Yoshiki quería tocar música de Iron Maiden, los cuales eran originarios de Londres en 1976 y tocaban música heavy metal. Yoshiki constantemente escuchaba el primer y el segundo álbum de este grupo y se mostraba encantado con el tempo rápido y la cambiante energía de las melodías. Riffs* pesados y voces punk, espectáculos vibrantes – todo esto trajo gran popularidad y reconocimiento internacional a la banda como los representantes de la nueva ola del heavy metal británico. Las particularidades de la banda eran sus riffs realizados por dos guitarras solistas. Por lo tanto, Yoshiki, creando un nuevo grupo, quería tener dos guitarras solistas también, e hizo un llamado a los jóvenes, que tenían una buena técnica para tocar la guitarra.

En verano de 1982 Yoshiki se reunió con los miembros y organizó el grupo nuevo. Este fue el tercer grupo, donde Yoshiki era el líder.

Primero que todo, Yoshiki ofreció un raro, poco frecuente y llamativo nombre para la nueva banda:

“¿Qué piensan acerca de X?”

El resto esperaron en silencio a que continuara.

“Recientemente, aparecieron muchos grupos con nombres largos, pero durante las actuaciones en los festivales y concursos colocan palabras cortas en los anuncios para que sea evidente de inmediato.”

Yoshiki consultó un diccionario y explicó que la palabra X es no sólo la letra 24 del alfabeto, sino tuvo también un conjunto completo de otros significados.

“X representa un número desconocido, fenómenos desconocidos y posibilidades ilimitadas.”

Después de esta explicación de Yoshiki no hubo objeciones, y se adoptó el nombre de la banda. Los miembros de la banda comenzaron a discutir su debut en el siguiente festival cultural.

Aspirando a un nuevo sonido, Yoshiki renovó su kit de batería, y agregó los címbalos y tambores.

Absorto en los asuntos de la banda, Yoshiki comenzó a faltar a las citas con su novia. Cuando ella lo miró a la cara y le preguntó sin rodeos: “¿Quién es más importante para ti – la música o yo?” – Él respondió: “Por supuesto, la música.”, “¿Para qué necesito a una chica, que me impide pasar tiempo con la banda?” – pensó.

Yoshiki pasó más tiempo en la batería. Durante este tiempo comenzó a pensar en la interpretación de obras originales. Empezó a escribir las canciones, que aparecían en su cabeza. Después encontró la letra para ellas, tratando de escribir cosas que eran susurradas por la voz de su yo interior.

La primera canción compuesta por Yoshiki para X, fue la canción I’LL KILL YOU.

Al principio, las letras estaban escritas en japonés, entonces Yoshiki las tradujo al inglés, pidiendo ayuda a compañeros expertos en inglés para las partes especialmente difíciles.

Releyendo líneas completas muchas veces, Yoshiki se preguntó cómo se reveló su identidad. La canción se llamaba ” Te voy a matar “, y de hecho estas palabras fueron dirigidas a su alter ego. Yoshiki nunca confesó a nadie los sentimientos oscuros que estaban ocultos en las profundidades de su alma.

Yoshiki transcribió notas muchas veces para Toshimitsu y otros miembros de la banda, y luego comenzó a ensayar inmediatamente. Siguiendo las instrucciones de Yoshiki, los músicos crearon un sonido unificado, sintiendo un entusiasmo sin precedentes.

En ese momento, encaprichado por la participación en la banda, Yoshiki se unió a otro grupo, que incluía a compañeros de clase de la escuela de Awa. Se llamaba GENIUS, y sus miembros, aunque tenían la intención de entrar en las universidades, tocaban música como un hobby. Había mucha gente entre los estudiantes que, aunado a la preparación para los exámenes tocaban poco la guitarra, pero casi no había baterías, por lo tanto, Yoshiki era a menudo invitado a tocar en otros grupos. Durante ese tiempo estuvo de acuerdo para tocar en el grupo GENIUS. Convirtiéndose en su líder, Yoshiki tomó parte en el siguiente festival, realizando covers de bandas famosas de rock. Ahora estaba completamente absorto en los ensayos de ambos grupos, haciendo arreglos para canciones y escenarios también.

Así, durante el festival cultural de otoño que Yoshiki apareció en el escenario como miembro de dos bandas – X, interpretando canciones originales, y GENIUS, realizando covers de canciones en estilo hard rock.

El nuevo kit de batería de Yoshiki lo rodeaba en 360 grados. Sólo con verlo era un entorno magnífico, el público estalló en gritos de alegría. Por supuesto, Yoshiki se convirtió en el héroe del festival. Cuando Toshimitsu cantó I’LL KILL YOU, la sala estalló en tormentosos y prolongados aplausos. Los miembros de la banda, excitados por la cálida respuesta, sintieron una alegría indescriptible. Y Yoshiki sentía claramente que esa sensación era totalmente diferente en comparación con incluso las emociones más fuertes que se produjeron durante las peleas o los viajes en la motocicleta.

La música rock, los amigos, y X son las cosas más importantes en la vida de Yoshiki. Sin embargo, a principios de 1983 tuvo que despertar de un largo sueño, y prestar atención a la realidad. Todos los compañeros se prepararon intensamente para los exámenes de ingreso entre semana y los fines de semana. Sólo Yoshiki todavía no había encontrado su camino después de la graduación. Y a pesar de que era un hábito suyo preguntar a sus amigos: ¿Por qué la gente vive?, ¿Cuál es el sentido de la vida? – no era realmente necesario pensar demasiado acerca de la vida humana. Sin embargo, el próximo año escolar era el último, por lo que fue imposible evitar la pregunta obligatoria, que fue despertada por la vida misma: “¿Qué hacer después?”

Pasar el tiempo sin sentido con sus amigos cerca de la estación de Tateyama o quedarse sin rumbo sentado en casa – Yoshiki desechó estas oportunidades inmediatamente. Si era difícil especular sobre el futuro en general, se podría pensar más sobre ello el día de mañana. El resultado de un pensamiento seguía:

“Aunque yo vivo para el día, lo siento por mi madre que se preocupa por mí. Bueno, eso significa que la fiesta ha terminado. Tengo que pensar en la universidad en serio.”

Pensando en estas cosas, Yoshiki se sentó al piano para calmar su corazón.

Dejando de lado las clases de música en el tercer grado de la escuela secundaria, Yoshiki reanudó sus estudios en el final del primer año de preparatoria. No importaba en cuántos combates participó, no importó cuánto tiempo que pasó en compañía de los motociclistas, a pesar de todo siguió las clases de piano.

Después de sopesar las posibilidades, se dio cuenta que no había nada mejor que un piano.

“Yo ciertamente llegaré a ser un pianista.”

Por lo pronto, haciendo esta declaración a su madre, Yoshiki, a partir del tercer año de preparatoria, se cambió del curso de ciencias al de humanidades para prepararse para los exámenes de ingreso a la universidad y reanudó seriamente sus clases de música.

Anunció seriamente a los numerosos amigos que se reunían en su casa, que iba a prepararse para los exámenes, y las reuniones diarias tendría que parar.

“Voy a entrar a la universidad. Ahora necesito tiempo para estudiar profundamente.”

Al escuchar acerca de estos cambios, los amigos se sorprendieron, pero cuando se dieron cuenta de la seriedad de sus intenciones, se vieron obligados a aceptarla. Pero no sólo los amigos se sorprendieron de que los cambios se produjeron. Los profesores casi no podían creer que Yoshiki iniciara seriamente el estudio y la preparación para los exámenes, pero luego suspiraron con alivio.

Con el fin de entrar en el instituto de música, era necesario estudiar temas específicos. Para prepararse para los exámenes Yoshiki visitó a un pianista profesional que vivía en la ciudad de Chiba dos veces a la semana, lo que le llevó tres horas además del tiempo de traslado.

Las clases no se limitan a la ejecución en tiempo del piano. Entre ellas, el llamado solfeo (la capacidad para oír sonidos y escribirlos con las notas correctamente), la habilidad de cantar la partitura, las reglas de composición, y otros numerosos ejercicios. También una parte importante de la formación y los ejercicios era un canto coral en el libro de Franz Werner llamados “Ejercicios para el Coro”, publicado en la base de las obras de los compositores alemanes del siglo 19, que a menudo se convertía en el tema de los exámenes.

Desde el principio, Yoshiki mostró un grado maravilloso de habilidades durante los ejercicios de solfeo y ejecución de las partituras, que sorprendió al maestro, quien era ex pianista profesional.

A veces, Yoshiki, se veía involucrado en peleas, e iba a las clases con las manos rotas y vendadas, pero no había nada que pudiera debilitar su deseo de tocar música.

En verano también asistió a los cursos de preparación para los aspirantes, los cuales se abrían en la base de la Facultad de Letras de la Universidad.

Poseyendo excelentes habilidades, Yoshiki inmediatamente escogió las universidades más apropiadas. Primero en la lista estuvieron la Universidad Musashino de Música, Toho Gakuen Music High School, y la Facultad de Letras de la Universidad de Japón. En las universidades públicas, como la Facultad de Letras de la Universidad de Tokio, las materias del examen fueron significativamente diferentes de las escuelas privadas, por lo que tuvieron que ser rechazadas de inmediato.

Para hacer frente a los dos años perdidos, Yoshiki comenzó a estudiar persistentemente.

En algún momento después del inicio de los serios preparativos para los exámenes de la universidad Yoshiki recibió una trágica noticia. Su mejor amigo murió en un accidente de motocicleta.

Desde la época de la escuela secundaria aunque era sólo un alumno común, este muchacho se convirtió en un amigo cercano de Yoshiki y convivió con él y con los chicos con problemas. Visitaba a Yoshiki todos los días, y pasaban juntos todo el tiempo montando en moto alrededor de la ciudad por su cuenta. A petición de un amigo Yoshiki le prestó su motocicleta, pero, por su propia negligencia, tuvo un accidente y murió. Junto con un amigo en el asiento trasero, conducían a gran velocidad y sin cascos. El que estaba en el asiento trasero fue llevado al hospital inconsciente y se encontraba en estado de coma.

Asistiendo al funeral, Yoshiki no podía creer la muerte súbita de su amigo. No podía pronunciar una sola palabra y luego, unos días después del funeral, fue a visitar a los padres de su amigo.

“Si nuestro hijo no hubiera sido tu amigo, él aun estaría vivo hoy” – estas palabras atravesaron el corazón de Yoshiki. A menudo pensaba que algún día iba a sufrir un final trágico, asociado con una motocicleta. No importa cuántas veces salió de todos los accidentes sin un rasguño, algún día iba a morir en un accidente. Y él aceptó este potencial futuro. No fue él quien murió, fue su amigo sin sospechar nada. Pensando en su muerte, Yoshiki se dio cuenta claramente de que aún estaba vivo. No importa cómo se excita la sangre caliente montando una bicicleta, no debería montar de nuevo. “¿Por qué se interrumpió su vida y no la mía?, “Yoshiki, que no tenía miedo de la muerte, y que seguía viviendo, seguía culpándose.

Para el segundo semestre del tercer año Yoshiki se completamente alejó de la vida en compañía de los bravucones. Pero a menudo se preguntaba si su decisión de entrar en la Universidad de Música era correcta. Por supuesto, era bueno para él tocar el piano todos los días, sobre todo, si no renunciaba a la música rock.

Apasionados tamborileos y letras para canciones originales, escritas desde el fondo de su corazón, sonaban en su alma. Sin embargo, no fue con la idea de convertirse en un músico de rock profesional.

Yoshiki, que siempre estaba eligiendo su propio camino con libertad, naturalmente optó por entrar en el instituto de música, a sus 17 años de edad.

Desde el día en que su amigo murió, Yoshiki se convirtió en un realista sobrio.

 

 

*Un riff es una frase que se repite a menudo, normalmente ejecutada por la sección de acompañamiento.