Capítulo 2. Yoshiki Hayashi
Parte 4. Fuera

Traducción al español: Sakura Hayashi
(@SakuXJapan252)

Encaprichado por los ensayos de la banda Dynamite, organizada por él, en abril de 1978 Yoshiki ingresó en la segunda escuela secundaria en Tateyama.

Yoshiki había crecido a 160 cm y se había hecho más fuerte, aunque en comparación con Toshimitsu sólidamente construido parecía el mismo niño frágil de la escuela primaria. Sin embargo, los ataques de asma habían cesado por completo.

Al entrar en la escuela secundaria, Yoshiki y Toshi, llevados por la música rock, discutían asuntos de la banda constantemente. Yoshiki ofreció a Toshimitsu buscar un nuevo vocalista. Yoshiki aun con la misma voz aguda como la voz de una chica, no importaba lo que pensara, no era el adecuado para interpretar canciones de rock.

“¡Tenemos que encontrar un vocalista que pueda cantar muy bien!”

Toshimitsu, que se reía en silencio cada vez que escuchaba el canto de Yoshiki estaba totalmente de acuerdo, y comenzaron a buscar un vocalista.

Y pronto se les unió uno de sus compañeros de clase. En esta ocasión, Yoshiki cambió el nombre del grupo. Ahora se llamaba NOISE, lo que significaba bang, din, y crash. Dado que los participantes ahora eran cinco, fueron capaces de ampliar su repertorio y comenzaron a ensayar las canciones de grupos como KISS, Led Zeppelin y Deep Purple, que se convirtieron en éxitos en Japón.

Yoshiki y Toshi estaban muy ocupados. En ese tiempo el entrenamiento en el club de instrumentos de viento también comenzó. Ambos entraron al club inmediatamente, Yoshiki tocaba la trompeta, y Toshi tocaba el barítono (un instrumento de viento parecido al cuerno francés). La banda de música de la segunda escuela secundaria tenía grandes tradiciones, por lo que todos los miembros ensayaban enérgicamente. No hubo excepciones para los recién llegados Yoshiki y Toshi tampoco. Yoshiki, quien sabía tocar melodías complejas, se convirtió inmediatamente en uno de los grandes músicos.

Entrando en la escuela secundaria, Yoshiki dominó gradualmente la nueva situación. Lleno de energía vital, pasó un tiempo con la banda y orquesta, y se olvidó completamente de las enfermedades pasadas.

Continuó visitando los entrenamientos adicionales de formación, donde también había aumentado su éxito. Después de todo, mientras tuvo asma, sin importar cuál fuera su interés en los estudios, el tiempo de permanencia en el hospital no le permitía estudiar con toda su fuerza, y a menudo faltaba a las clases y no pasaba las pruebas requeridas. Ahora la ausencia de clases debido a la enfermedad se detuvo, y era capaz de dedicar su tiempo a los estudios y la música. Hacer sumas, memorizar fórmulas químicas, aprender palabras de memoria en inglés, Yoshiki experimentó un sincero interés en el aprendizaje, y a menudo recibió altas calificaciones en sus pruebas. Y la música, y la educación – todo ello despertó el entusiasmo en él. Su infatigable energía fue encontrando su camino por todas partes.

Pronto, sin embargo, los días claros de la vida escolar se vieron ensombrecidos por un incidente inesperado, que invirtió sus pensamientos por completo. La razón fue un castigo cruel, al que fue sometido en la escuela, debido al corte de cabello.

En ese momento, cuando Yoshiki se estaba acostumbrando a la escuela secundaria, un día fue detenido de repente por un maestro que agarró al muchacho por el brazo y lo arrastró a la habitación personal del profesor. Entonces el maestro sacó una cortadora de cabello y amenazó con cortar su cabello hasta dejarlo calvo. Por supuesto, el cabello de Yoshiki estaba un poco más largo de lo que indicaban las reglas de la escuela. El flequillo alcanzaba las cejas y el pelo le cubría los oídos de cada lado. Y de acuerdo con las reglas, el cabello de los niños no debía llegar a sus oídos. Así que el peinado de Yoshiki era una violación.

“¡¿Qué es esto?! ¡¿Qué tipo de peinado tienes?! ¡Debes disculparse inmediatamente e ir y hacerte un corte de cabello!” – Gritó el maestro a Yoshiki.

“¡No, no voy a pedir disculpas! ¡No tengo nada de qué disculparme!”

Al ver la insubordinación, el maestro se enfureció y decidió cortar el cabello del estudiante obstinado con la rasuradora aquí y ahora. Yoshiki se resistió con todas sus fuerzas, pero luego llegaron otros profesores, y lo detuvieron durante varios minutos hasta que su cabeza no se había convertido en la cabeza de un joven monje.

Fijado a una silla, Yoshiki vio caer los mechones de su pelo, y no pudo contener las lágrimas a causa de la infracción.

Cuando Yoshiki regresó con la cabeza afeitada a la clase, se encontró con la risa estruendosa y la burla de sus compañeros de clase. Y a pesar de que sólo era una risa inofensiva, Yoshiki oyó la burla intolerable. Cayó sobre la mesa boca abajo, con las manos cubriéndose, de nuevo, ahogado en lágrimas por la ofensa.

Después de la escuela, tenía que ir a un ensayo de la orquesta, y el alboroto se hizo aún mayor. El senpai, al ver ligeramente puntiaguda la cabeza calva de Yoshiki comenzó a burlarse de él, lo llamó chica, le acarició la cabeza y se burló de forma continua.

“¡Oye, te ves como un extraterrestre de la película de Spielberg!”

Yoshiki, se recuperó ligeramente de las burlas de Toshimitsu y otros compañeros de clase, y ahora senpai comenzaba a acariciarle la cabeza. Sin prestar atención nadie más, Yoshiki se echó a llorar y no pudo tocar la trompeta ese día.

Volviendo a casa, Yoshiki no pudo calmarse. Oprimido por la fuerza de los adultos, tuvo la cabeza rapada en menos 10 minutos. Y no pudo hacer otra cosa que derramar lágrimas.

Yoshiki fue criado en una atmósfera de generosidad y libertad, y nunca se vio obligado a hacer nada contra su voluntad antes. Pero no había necesidad de ofrecer resistencia tampoco. Por eso, cuando Yoshiki fue arrastrado por la fuerza a la habitación personal del profesor sólo estaba confundido en el primer momento.

Y ahora Yoshiki tenía una sola palabra en su mente: “Rebelión”. Por supuesto, el liderazgo de los maestros en la escuela secundaria era necesario, pero cortar el pelo a la fuerza sin pedir el consentimiento – era, de acuerdo con Yoshiki, una violencia injustificada.

Desde ese día, la expresión de la cara de Yoshiki cambió. Todo el mundo podía notar su rebelión contra los maestros.

Cuando el cabello cortado apenas había crecido 2 o 3 centímetros, se lo decoloró con peróxido, y a partir de entonces se tiñó el cabello creciente de nuevo. Y cada vez fue llevado de vuelta a la sala de profesores por el profesor y conseguido un corte de su cabello decolorado.

En el tercer cuatrimestre del primer año de la escuela secundaria Yoshiki, una vez más se dio cuenta de su total incompatibilidad con los maestros. En un ensayo de la escuela sobre el tema ” El sueño del futuro, ” Yoshiki escribió: ” Quiero ser una estrella de rock. ” Después de leer estas palabras, el profesor de la clase lo llamó a la sala de profesores.

“¡En serio piensas en ello! ¡Qué tonterías has escrito!” Y al momento siguiente, consiguió una fuerte bofetada en la cara, que tiró a Yoshiki al suelo. Desde ese momento, un maestro que aparentemente debería ser el más cercano, se negó categóricamente a entender su sueño, considerando el deseo de convertirse en una estrella de rock sólo como una tonta broma. Desde el punto de vista de Yoshiki esto era una muestra de abuso de poder sobre la libertad y la juventud.

“Absolutamente no puedo hacer lo que dicen los maestros.”

Pero la confrontación con los profesores no sólo afectó a Yoshiki. Los miembros del grupo de NOISE, que estaban siempre juntos, fueron considerados como malos estudiantes, también.

Y este grupo de estudiantes no confiables se reunían por la noche y andaban en bicicleta por la ciudad. Yoshiki, que soñaba con una motocicleta, cambió la forma de una rueda de bicicleta y le puso luces intermitentes para que se viera como una moto real.

Mientras tanto, su madre cerró la tienda e invirtió en acciones y bienes raíces con los que recibió ingresos. Estaba preocupada por Yoshiki y continuamente le preguntaba acerca de lo que estaba sucediendo. Pero entrando en la escuela secundaria, Yoshiki no dijo casi nada acerca de la vida escolar.

Cuando Yoshiki pasó al segundo grado de la escuela secundaria, se volvió irreconocible. Ya no era más el niño mimado, que todo el mundo conocía en la escuela primaria. Junto con sus amigos empezó a fumar, era rudo y grosero en las conversaciones, con una aguda mirada. Le concedió gran importancia a la apariencia como un signo de rebelión, por lo que comenzó a afeitarse las cejas y se tiñó el cabello de forma permanente.

En ese momento, Yoshiki se unió al equipo de fútbol para dejar salir la ira hirviendo en su interior con la ayuda de un entrenamiento intenso. Parecía una buena idea, pero Yoshiki tenía problemas siempre durante los partidos. Fascinado por el juego, empujaba a los contendientes, golpeaba sus pies. Después de 15 minutos de haber comenzado el partido, Yoshiki tenía que retirarse del campo. Ni el entrenador ni los compañeros de equipo podían evitarlo.

Los profesores, sin saber cómo detener la rebelión de un estudiante trataron de romperla por la fuerza. Los castigos físicos siguieron uno a otro, como castigo, fue aprisionado por la mano y por el pie. Pero Yoshiki resistió con aún más fuerza, atrapado en un círculo vicioso. Y después de un tiempo se ganó a pulso la etiqueta de un completo mimado y salvaje.

Pero Yoshiki era una gran molestia para los profesores por algunas otras razones. El asunto era que no era un simple bravucón, era otra persona. Era difícil de creer que este estudiante con conducta problemática tenía un lado completamente diferente. Sus logros en la música y la educación, no podían subir la admiración de los demás.

Yoshiki participó como trompetista en una banda de música, que ganó el primer lugar en la competencia de la prefectura. En un concierto de la escuela durante la segunda parte del poema sinfónico “Mi Patria ” (“My Fatherland”) de B. Smetana, titulado “Vltava”, acompañó en el piano y causó una gran impresión en todos los que estaban presentes.

“Wow, él estaba siempre en contra de los profesores, pero resultó que, tocaba el piano demasiado bien.”

“¿Cómo es que un bravucón interpreta música complicada tan maravillosamente?”

Cada vez, al oír las voces sorprendidas, Yoshiki pensaba:

“Los hombres – no son sólo apariencia.”

Sin embargo, Yoshiki se distinguía no sólo por el piano y la trompeta. Sus logros en el estudio también fueron muy notables. Entre los cerca de 400 estudiantes de la misma edad, siempre estaba en el top ten en los logros académicos. Yoshiki anotó 100 puntos en el examen de matemáticas, que se celebraba anualmente en la prefectura de Chiba. En ese momento él era el único en toda la prefectura, que se las arregló para ganar todos los puntos.

Sin embargo, no logró el primer lugar del rendimiento académico en la escuela debido al hecho de que la puntuación general de evaluación fue estropeada por las se echó a perder por las clases de música. En comparación con sus clases de piano, Yoshiki consideraba las clases de música en general demasiado fáciles y no las tomó en serio. Su maestro enojado por su actitud impertinente a menudo le ponía las puntuaciones más bajas.

Por lo tanto, Yoshiki, que tenía estas dos caras, se convirtió en el alumno más difícil para enseñar. Por un lado, era llamado constantemente a la habitación personal del profesor por su mal comportamiento, pero por otra parte, mostró un notable progreso en la educación y la música.

Muchos estudiantes apoyaron a Yoshiki, quien era la figura más brillante en la escuela. Las chicas al verlo reconocían unánimemente: “Él es cool”!

Sin embargo, Yoshiki vivía su propia vida, no comparándose a sí mismo con nadie, y afirmando su individualidad. Era un estudiante con mala conducta, pero no era una mala persona en absoluto. Se oponía a los maestros, pero no había fracasado en sus estudios, estaba rodeado de amigos. Y ahora tenía mucha mayor autoridad en la escuela que en los días en que era un estudiante obediente.

En ese tiempo, Yoshiki, cuya habilidad para tocar la batería creció constantemente, vio en el catálogo la batería con dos bombos. El deseo ambicioso para dominar la manera de tocar en este equipo de batería se encendió en su corazón.

“Con dos bombos será posible realizar ritmos más complejos.”

A petición suya, su madre le dio esa costosa batería como regalo de su 14vo cumpleaños.

Los miembros de NOISE y compañeros de clase, que amaba la música rock, pensaban que Yoshiki compró esa batería bajo la influencia de un famoso baterista de rock Cozy Powell de Rainbow. Pero Yoshiki no lo creyó así. Para él era un reto dominar el tocar en los tambores dobles, lo cual era difícil incluso para los profesionales. Practicaba constantemente, y pronto su forma de tocar superó las expectativas más altas de sus amigos. La complejidad de los tambores era una parte importante de las excelentes presentaciones.

Así que poco a poco el segundo año de estudio en la escuela secundaria llegó a su fin. En ese momento la banda tuvo la oportunidad de actuar en el escenario durante la ceremonia de graduación. Por primera vez un grupo de rock tuvo que aparecer en la parte de conciertos de la ceremonia, entre otras actuaciones.

Los miembros del grupo encabezado por Yoshiki movieron e instalaron los instrumentos musicales y amplificadores por sí mismos sobre el escenario en el gimnasio de la escuela. Esa noche tocaron música de Kiss y Deep Purple. Por supuesto, la presentación no fue exactamente perfecta, pero todos los alumnos del colegio, escuchando a los cinco estudiantes de segundo grado se sorprendieron por el brillo y el sonido de la música. La batería de Yoshiki era simplemente magnífica.

Reunidos en el gimnasio, los alumnos se trasportaron a la música interpretada por la banda, y agradecieron la presentación con gritos de alegría. Los sonidos de su propia música despertaron una enorme oleada de entusiasmo en Yoshiki, el apoyo y la cálida acogida del público llenó su corazón de alegría. La emoción llegó a su clímax. La energía de la música rock se apoderó del escenario y los oyentes. Yoshiki, cuyo cuerpo parecía irradiar energía, estaba rebosante de felicidad. Cuando terminó la presentación, los músicos sonrojados se miraron entre sí.

“¡Apareceremos en el escenario de nuevo seguro!”.

Y Yoshiki, cuyo corazón estaba clavado en un punto neutro por la continuidad del conflicto con los maestros, esperaba por ello.

Yoshiki comenzó sus estudios en el tercer grado, y pronto los cambios significativos en la vida escolar pasaron. Por ese tiempo el número de estudiantes en el segundo de secundaria en Tateyama superó el nivel aceptable, y se abrió el tercero de secundaria en la ciudad.

Algunos estudiantes, incluyendo a Yoshiki, de acuerdo con su lugar de residencia, se transfirieron a una nueva escuela. Y los miembros de la banda se dividieron. El miembro que era el vocalista de NOISE se quedó en la vieja escuela, mientras que el resto de los chicos fueron trasladados a una nueva. Mientras estudiaba en escuelas diferentes, no podían reunirse con frecuencia, así que tuvieron que buscar un nuevo vocalista. Entonces Yoshiki ofreció a los miembros restantes de la banda:

“Dejemos que el vocalista sea uno de nosotros, el que cante mejor”.

Yoshiki inmediatamente se excluyó a sí mismo de los posibles vocalistas.

“Vamos a empezar con Toshi.”

Toshimitsu inmediatamente comenzó a cantar una melodía familiar. Y en ese mismo momento Yoshiki eligió al nuevo vocalista.

La voz de Toshimitsu era confiable y al mismo tiempo tenía su propio poder de influencia. Su voz tenía una amplia gama de tonos más altos y hermosos. Podía cantar fácilmente las melodías en claves altas de manera justa. Tocando en una banda de música, Toshimitsu sabía las notas y rápidamente aprendió nuevas canciones.

“A partir de hoy, el vocalista es Toshi”.

“¡Genial! No me importa en absoluto.”

Nominado como vocalista Toshimitsu se veía muy feliz. Le gustaba cantar mucho más que tocar la guitarra, en donde no hizo ningún progreso significativo.

Pero el otro compañero que tocaba la guitarra con Toshimitsu realmente dominaba la técnica, era increíble para su edad, y podía imitar a los guitarristas profesionales. Con seguridad se le podían confiar todas las partes de guitarra. Dejando la guitarra, Toshi no sintió el menor remordimiento.

Con Toshimitsu como el nuevo vocalista de la banda comenzaron a ensayar las nuevas canciones del repertorio de Led Zeppelin. Una vez que estuvieron en el escenario delante de toda la escuela, el próximo objetivo era un espectáculo para los estudiantes de otras escuelas y recabar audiencia.

Este sueño se hizo realidad. Al reunir todos sus ahorros en conjunto, fueron capaces de alquilar la casa de la cultura de la ciudad por un día. Llamaron a sus amigos y a cualquiera que se interesara en la música rock y dieron un concierto real. Actuaron con gran entusiasmo en frente de cientos de personas.

“La verdadera esencia del grupo – es la presentación.”

Yoshiki no tenía la más mínima duda en este momento.

En contraste con el éxito de la banda, la vida escolar de Yoshiki se tornó peor. Los maestros de la tercera escuela habían oído de los maestros de la segunda escuela sobre el comportamiento desafiante de algunos alumnos, comenzando con Yoshiki, y decidieron desde el principio adoptar las medidas más duras en relación con cualquier mala conducta de los estudiantes.

Yoshiki, quien fumaba, de pelo teñido, y que a menudo perdía las clases, fue, por supuesto, uno de los más indisciplinados.

No hubo ninguna banda de música en esta escuela, por lo que Yoshiki continuó participando en el equipo de fútbol. Ganó fuerza y creció.

Cada vez que los maestros trataban de enfrentarse a él por la fuerza, Yoshiki comenzaba a resistir aún más. Él y sus amigos rompían las ventanas del edificio de la escuela, dañaban las paredes, rompían las mesas y sillas del salón de clases. Yoshiki siempre fue el instigador.

Pocas personas eran llamadas a la sala de profesores por el tema de fumar alguna vez. El profesor anunció: “Algunos de ustedes comenzaron a fumar recientemente. ” El propio Yoshiki se adelantó, y para castigarlo el profesor iba a cortarle el cabello otra vez. Sin embargo, Yoshiki saltó en la cara del maestro, salió corriendo por la puerta trasera y se apresuró a escapar. Escondido lejos de los dos profesores que corrieron detrás de él, trepo encima de la puerta de la escuela y se perdió en las zonas urbanas. Sin embargo, los maestros que lo perseguían siguieron por abajo, lo agarraron, y volvieron a la escuela, donde aún se le cortó el pelo como penalización.

Yoshiki lo pensó. No quería darse por vencido. No podía resignarse a la fuerza de control. Y no podía dejar de sentir la anti- tiranía de los adultos.

Pero, por otro lado, amaba la música y los estudios. Y era imposible decir, de qué lado mostró sus verdaderos colores.

La escuela dejó de ser el lugar donde podía encontrar consuelo para su confundido corazón. Junto con las personas mayores y algunos amigos, pasaba el tiempo en compañía de los motociclistas hasta altas horas de la noche. Toshimitsu estaba interesado en el béisbol, y participaba activamente en la vida escolar, pero Yoshiki comenzó a pasar su tiempo de manera muy diferente a la de sus amigos de la banda de rock.

Adorando las motocicletas, a menudo iba a disfrutar de un paseo rápido en una moto o un coche en la calle por la noche. Todavía no recibía una licencia de conducir para un transporte de dos ruedas, a menudo aparecía en compañía de motociclistas. En el momento en que el fuerte sonido del motor arrancaba el silencio, su corazón empezaba a palpitar más rápido. Sentado en el asiento trasero de una motocicleta, disfrutando del rugido del motor y la sensación de velocidad, pensaba que no había nada mejor que fundirse en ella por completo.

La ira y la protesta a menudo sacudían su cuerpo, pero al mismo tiempo sabía que no temía a nada y no podía sucumbir al dolor y la tristeza.

A menudo sucedió que mientras estaba sentado con los amigos en la escalera de la escuela o en la noche entre los motociclistas, preguntaba con una cara seria:

“¿Por qué vive la gente?”

Y si los amigos no lo habían oído, entonces lo repetía varias veces. Era una pregunta que a menudo se hacía.

Una vez Yoshiki con sus amigos se fue de pinta y se fueron al mar, para pasar el tiempo sentados en el rompeolas. Yoshiki, mirando las olas de repente se tiró al agua, asombrando por completo sus amigos. Aunque era un buen nadador, era difícil mantenerse a flote con la ropa empapada.

Con la ingestión de agua de mar y la tos, empezó a hundirse. Cuando los amigos asustados le ayudaron a salir, él se limitó a sonreír tímidamente.

“¿En qué estabas pensando?”

Yoshiki dijo a sus amigos atónitos:

“Sea lo que se haga, el humano aun va a morir… ¿Cuánta agua se necesita tragar para morir? … Supongo que no le tengo miedo a la muerte.”

Pero los amigos nunca oyeron su murmullo tranquilo. Justo en ese momento, Yoshiki descubrió un importante secreto. La causa de la muerte de su padre, a quien perdió a la edad de diez años, no fue un paro cardíaco. Su padre se suicidó llenando su coche con los gases del escape. Cuando Yoshiki visitaba a unos parientes escuchó esta conversación, y estaba en shock.

Cada vez que pensaba en su padre, se sentía inquieto. La línea que separa la vida y la muerte se hizo bastante vaga.

Su corazón, latiendo calmadamente, de repente empezó a latir con una fuerza furiosa. Fue muy difícil para Yoshiki para hacer frente a los flujos de energía, que lo sobrellenaban.

Fue conducido por el impulso estrechamente entrelazado hacia la destrucción y el deseo de crear. Su comportamiento, llegando a estos dos extremos, de una manera inusual mostró la energía hirviendo en su interior.

Ganando la lucha contra el asma infantil, Yoshiki a menudo hacía movimientos bruscos, a veces se lastimaba a sí mismo para asegurarse de que estaba vivo. Además, cuanto más se convencía de esto, más pensaba que la muerte estaba al acecho en algún lugar cercano.

Sean cuales sean las dificultades que puedas tener en la vida, sea cual sea la ira que esté hirviendo en tu corazón, si mueres, en ese momento todo será absorbido por la oscuridad.

Más pensamientos acerca de la muerte lo visitaron, aún más a menudo. Era capaz de calmarse y conciliar el sueño, imaginando el momento de su propia muerte. Este sentimiento melancólico duró hasta el día en que terminó la escuela secundaria y salió de Tateyama.

Aunque Yoshiki era citado constantemente por su mal comportamiento, sus compañeros de clase y los estudiantes más jóvenes lo amaban. Sus amigos y las niñas no podían entender por qué Yoshiki era afable y tranquilo y a veces estaba completamente de mal humor.

Aunque a estas alturas Yoshiki apenas obedecía a su madre, pero mantuvo la seria promesa que le hizo – no tratar con drogas, no robar y no luchar, y prepararse para los exámenes.

Así que cuando llegó el momento de los exámenes, Yoshiki no se olvidó de estudiar, incluso durante las reuniones de la tarde con los motociclistas. Incluso se hizo famoso entre ellos por el hecho de que se sentado en un coche de carreras, sacaba un cuaderno y comenzaba a repetir palabras en inglés. Sin embargo, incluso entre los motociclistas nadie decía una palabra cuando Yoshiki comenzaba sus estudios.

A pesar de los conflictos con los maestros, comenzó los serios preparativos para los exámenes. A veces se sentaba hasta la mañana golpeando los libros y en la quietud de la noche escuchaba el llanto de los bebés recién nacidos, del hospital de maternidad cercano.

“Esa es otra vida que comienza su carrera hacia la muerte” – Yoshiki se repetía a sí mismo, y la noche llena de secretos, le parecía un tiempo sagrado.

Yoshiki decidió entrar en la mejor escuela preparatoria “Awa” en Tateyama Prefectura de Chiba.

Su madre le dijo con firmeza: “Eres un hombre, y no busques el camino fácil. Si fallas, vas a trabajar y asistirás a la escuela nocturna. Por lo tanto, no aplicarás para una escuela privada.

Y después de un duro entrenamiento en marzo de 1981 Yoshiki de 15 años de edad, entró a la Escuela Preparatoria Awa (Awa High School). Conocido por su diligencia en el estudio Toshimitsu también entró en la misma escuela.

Sin embargo, la preparación para pasar a un nuevo nivel no apagó la naturaleza terca de Yoshiki. En el día de la ceremonia de graduación, con un grupo de discípulos, se precipitó a la habitación personal del profesor para decir de todo a las caras de los maestros. Yoshiki miró bruscamente a los profesores y gritó:

“Las reglas arbitrarias establecidas por los adultos deben romperse. Nunca voy a seguirlas.”

Y volviendo la espalda a los profesores de pie, salió de inmediato fuera de la habitación.

Ahora la tercera etapa, la preparatoria Awa sería el campo de acción para Yoshiki.