Capítulo 1 Partida Eterna
Parte 3. Desaparecer

Traduccion al español: Sakura Hayashi
(@SakuXJapan252)

En los últimos diez días de mayo de 1998 Yoshiki regresó a Los Ángeles, pero no pudo reanudar las tareas suspendidas de la grabación pronto.

Después del funeral, aun se sentía como si estuviera en un sueño, y el brillante sol de Los Ángeles no lo pudo revivir.

Desde su juventud sufriendo de insomnio, Yoshiki, en los últimos años durmió un promedio de cuatro horas al día, y ahora no podía dormir toda la noche. Bajó de peso considerablemente y perdió la gracia de los movimientos, a menudo se olvidaba hasta de comer.

El Staff y su secretaria, estaban seriamente preocupados por su salud, trataron de cocinar un platillo y lo pusieron en un lugar prominente, pero él sólo asintió con la cabeza en respuesta y dejó todo intacto, sólo bebía agua mineral.

Los empleados estadounidenses que trabajaron con él se sorprendieron al ver que Yoshiki no celebraba reuniones ordinarias y no continuaba trabajando. Sólo susurraban entre ellos mismos, preguntándose cuándo su encantadora sonrisa y la expresión de determinación habitual de su rostro volverían.

Después de haber reunido todas sus fuerzas durante el funeral, Yoshiki se sostuvo con firmeza, incluso llorando. Ahora, después de regresar a Los Ángeles, la vitalidad lo abandonó por completo como si el caparazón se hubiera desvanecido.

A principios de junio, Japón lanzó el CD de Shoko Kitano “Begin”, la grabación fue terminada en la primavera, pero el trabajo en otros proyectos no había sido renovado.

Para despertar el interés en la vida de alguna manera, un día Yoshiki se sentó al piano. Y distraídamente miró a través de una partitura.

Necesitaba hacer algo en memoria de Hide. Necesitaba escribir música.

¿Tal vez el tiempo pasado de esta manera, situado en la sala frente de un gran piano de cola blanca traiga el consuelo a su alma?, ¿Tal vez escribir música en memoria de un amigo le ayudaría a poner sus pensamientos y sentimientos en orden? Así que pensó, pero estaba profundamente equivocado. Como respondiendo a los sonidos del piano, las lágrimas no se detuvieron y cayeron.

Combinando los fragmentos de la melodía naciente, todavía llorando, Yoshiki comenzó a escribir notas. No importa cómo lo intentó, no pudo reprimir sus sentimientos y pensamientos acerca de Hide, los cuales lo llenaban en exceso. En un esfuerzo por presentarlos en forma de palabras, empezó a escribir letras en los márgenes del papel pautado.

Las emociones inundaron, todo a su alrededor. Los recuerdos de tiempos más felices que habían estado calentando su corazón, era como si se hubieran desvanecido, y el abismo que separaba la vida y la muerte, se abrió ante sus ojos. Cada vez, mirando en este oscuro abismo, sentía dolor en todo el cuerpo, como si fuera atravesado por un conjunto de agujas. En la época de la antigua Roma había un santo mártir Sebastián. Y Yoshiki, soportando el dolor como el mártir Sebastián atravesado por flechas, siguió componiendo música.

Una semana más tarde, la canción estaba lista.

Sentado al piano, experimentando la sensación de la fatiga moral, Yoshiki distraídamente miró a través de las notas de una canción nueva, llamada Without You. Él expresó sus sentimientos a Hide en música, les dio forma, y ahora tenía que ser considerada la forma de seguir un poco más. De repente, el arreglo de la canción comenzó a sonar en su cabeza. Yoshiki se levantó de su silla. Una semana más tarde, ya había reunido a músicos e ingenieros en el estudio, y comenzó a grabar la versión demo.

Dado que las letras fueron escritas en japonés, decidió confiar la interpretación de la canción al vocalista de uno de los grupos japoneses, que llegó a Los Ángeles para visitar a Yoshiki.

Pero después de unos minutos de grabación la expresión en el rostro de Yoshiki había cambiado dramáticamente. Comenzó a tocar el piano, pero las teclas se habían mojado, como si hubieran sido regadas. Debido a la corriente continua de lágrimas la grabación tuvo que ser interrumpida varias veces.

Pero había otra razón por la que Yoshiki se sentía completamente fuera de sus cabales.

El único que se suponía iba a cantar esta canción, escrita para Hide era Toshi. Debido a que era una canción de X.

Y Yoshiki se sintió, involuntariamente buscando en la sombra del estudio a Toshi, que abandonó el grupo y Hide se había ido para siempre. Estando consciente de que esto es absurdo, Yoshiki una vez más estaba convencido de que las grabaciones de X no volverían a suceder, y este pensamiento causaba un enorme dolor en su corazón. En el estudio fue de nuevo perseguido por los fantasmas que él quería dejar en el fondo de su corazón.

Toshi abandonó el grupo, X se disolvió. Y ahora, después de la muerte de Hide, no habría vuelta atrás.

Parecía continuar subiendo por las escaleras que conducen a ninguna parte, su alma estaba atrapada. Lo único que podía hacer era llorar.

Reunidos en los empleados del estudio no pudieron recuperarse de una perplejidad y confusión. ¿Dónde habían ido esas cualidades de mérito y liderazgo que siempre demostró durante la grabación? Siempre majestuoso, como un director de orquesta, con gestos y movimientos desaparecidos, la figura encorvada de Yoshiki parecía dolorosamente cansado.

Debido a la atmósfera anormal la grabación fue interrumpida muchas veces.

Cuando se completó la obra, Yoshiki solo escuchaba la nueva balada.

Fue el gemido de un hombre que había perdido a un amigo y sólo podía llorar.

Tsukareta Aruki, tatazumu yoru ni.

Nagareru namida wo, kioku ni kasanete.

Deaino kazudake, arukedo wa wakare

Kagiri ga nai toki, tsuzuku a Shinji teta.

Kizutsuke atta kotoba sae, ima wa dakishime

Dake Furikaeru

I feel alone…

How should I love you?

How could I feel you?

Without you…

Kazoe Kire nai, omoide ga jikan wo ume tsukusu

Anata wo aishite, anata ni kizu tsui te

Ai toiu Kotoba no, fukasa ni kizuita

I still remember, Kotae nai Ashita ni

Yume wo motometa ita, hibi wo

Kagiri Naku hiro garu sora ni, mou ichido

Umareta imi, ima wo ikiru, toi kakete

How should I love you?

How could I feel you?

Withouth you…

Owari no nai ai no uta wo, ima anata ni *

Escuchando un demo sin fin, Yoshiki se detuvo dando vistazo a sus dedos. La canción escrita en memoria de Hide, de hecho, nació como una confirmación de su propia desesperación.

Ya sea sentado en casa en el salón en el sofá, sintiendo el viento soplar, moviendo las hojas de las altas palmeras, ya sea en su estudio perfecto, donde se juntó el equipo más nuevo, sólo sentía el dolor y la soledad, como si estuviera enterrado a gran profundidad. Los pensamientos de que tendría que pasar el resto de su propia vida, separado de Hide para siempre, solo, culpándose constantemente, lo llevaron al horror.

Imposible. No podría. Ya no podría caminar solo.

Palabras sin sonido escapaban de sus labios.

Tenía que morir, no Hide.

De pronto los recuerdos de Yoshiki enterrados en el pasado Yoshiki resurgieron claramente.

Tenía sólo diez años de edad.

Cuando regresó de la escuela, vio a su padre tendido en el futón en la sala. Pero ¿por qué se tapó la cara con un paño blanco? Su madre llorando y su hermano pequeño sentados en la cama. Con el rostro desencajado Yoshiki miró fijamente la imagen. Un pariente que estaba allí, no queriendo alterarlo, dijo:

– Tu padre está enfermo y ahora duerme.

Pero Yoshiki entendió. Su padre no dormía, él murió.

– ¿Por qué mientes?, ¿Por qué murió mi padre?

Yoshiki gritó y corrió hacia su padre inmóvil, sollozando incontrolablemente. Y aunque los familiares se llevaron a Yoshiki a su casa, no podían hacer que dejara de llorar, cayendo en un espasmo.

Después del funeral de su padre, a pesar de que había vuelto a la vida normal, no podía hablar en voz alta, moverse libremente, como si una pesada lava negra lo absorbiera.

Su amado padre murió. Su padre que lo amaba más que a nadie. Nunca habrá otro adulto que lo amara tanto.

Su padre tenía sólo 34 años. En el corazón de Yoshiki se agitaban el amor y el enojo hacia su padre que lo dejó. Sintió que la muerte está siempre cerca de la vida.

Algún día voy a morir de todos modos.

Una fría determinación había nacido en el corazón del muchacho.

Sustituyendo la figura de su padre, se imaginaba a sí mismo como muerto. Para escapar de alguna manera de la triste realidad, empezó a añorar mundo de la muerte.

Como adulto, volvió a la vida, y fue sólo a través de la música y los amigos, a los que encontraba por el camino. Y mientras que el deseo de la muerte no había desaparecido por completo, el entusiasmo por la música rock era la mejor manera para entusiasmar su vida.

Tocando la batería o el piano, se olvidó de todo. Sólo corría hacia adelante.

Sin embargo, un amigo cercano, con el que podía tomarse de la mano, y correr hacia adelante, de repente falleció a la edad de 33 años.

¿Fue realmente un accidente? ¡Por qué se había ido solo!

Hide siempre había vivido con pasión, como si no quisiera perder el tiempo en vano, no se lo perdonaría a sí mismo. Él siempre me inspiró. ¿Por qué, al final se fue sin decir una sola palabra?

Y en el estudio de Yoshiki no podía esconderse de la soledad. Fuerte, hasta marearlo, el dolor lo envolvió.

Y si yo no hubiera llamado a Hide para unirse a X, entonces su destino habría sido muy diferente. No hay duda. Si él no me hubiera conocido, él aun estaría vivo ahora.

Ojalá hubiera muerto en lugar de él.

Yoshiki se culpó por la muerte de Hide, y los recuerdos de la infancia que herían su alma cobraron vida con nueva fuerza. Y no pudo resistir el deseo surgido de abandonar el escenario y dejar la música, a través de la cual conoció a Hide.

Esa misma noche la conmemoración, organizada por los padres del fallecido se produjo. Se reunió a los miembros de X, a los músicos que trabajaron en un proyecto en solitario con Hide, amigos que lo conocían desde sus tiempos indies, artistas jóvenes. Y, por supuesto, uno de los principales temas de la conversación fue la celebración de un concierto conmemorativo.

– ¡Es necesario organizar un concierto en el primer aniversario!

Escuchando voces familiares, Yoshiki débilmente respondió:

– Sí, sería necesario.

Yoshiki recibió constantemente propuestas para un concierto de este tipo en memoria de Hide de artistas famosos y viejos amigos, así como a los músicos jóvenes que admiraban a Hide y a X.

Un concierto en memoria de Hide.

Por supuesto, no fue fácil. Para reunir a los artistas, para encontrar un lugar, para difundir información – Se necesitaba de una gran preparación para llevar a cabo tal evento. Y aun así, era necesario encontrar los fondos, hacer el presupuesto y estar de acuerdo adecuadamente con las ganancias. En una palabra, eran necesarios los esfuerzos concertados de muchas personas.

Una enorme cantidad de trabajo iba a venir, que requería mucho tiempo, y Yoshiki entendió que era necesario llevar a cabo el concierto en un alto nivel a fin de no manchar el nombre de Hide.

Al final de la tarde Yoshiki dijo a sus amigos:

– Cuando volvamos a Tokio tomaremos de nuevo una copa.

Ese día, cuando Hide pasó a su descanso eterno, el corazón de Yoshiki se congeló, perdiendo todo el fuego. Pero no quería simplemente separarse del abrazo con sus amigos dolientes. En el camino de vuelta al coche de Yoshiki fue seguido por unas cuantas docenas de automóviles.

De vuelta en Tokio, se instaló en un lugar adecuado, todo el mundo trató de disipar la melancolía un poco con una animada conversación.

Siendo él mismo un músico, Yoshiki comprendió que el concierto memorial sería la mejor expresión de amor de todos los artistas hacia Hide y la música rock, con lo cual podría ayudar a animar a todos al menos un poco.

Después de 49 días Yoshiki permaneció en Japón por algún tiempo, entrevistándose con amigos y colegas. Y comenzaron las discusiones preliminares acerca de un concierto conmemorativo.

De vuelta en Tokio, tenía muy poco en común con su vida en Los Ángeles, que estaba llena sólo con la música. Estaba ocupado con varias tareas, y parecía que su corazón se había calmado un poco. Sin embargo, era raro. Típicamente, cansando de las negociaciones y reuniones en Tokio, Yoshiki intentó huir a Los Ángeles y encerrarse en el estudio.

De cualquier manera, después de grabar una canción dedicada a Hide, Yoshiki parecía perder el poder por completo, creyendo que ” la pasión de los tiempos de X no podría conseguir un segundo aire, y no debo actuar en el escenario ahora. ”

Su cuerpo y el alma necesitaban tiempo para sanar de una herida mortal, causada por la pérdida de Hide.

Mientras tanto, con gran pesar, varios rumores sobre la muerte de Hide comenzaron a extenderse. Yoshiki pensó que la razón de ello era un profundo dolor común. Tal vez el deseo de conseguir de alguna manera deshacerse de la depresión, la gente estaba lanzando palabras hirientes. Sobreviniendo un sentimiento de indignación, había visto todas las relaciones humanas deteriorarse con la muerte de Hide. Y de nuevo comenzó a culparse sólo a sí mismo. Este caos ha surgido sólo por su culpa. Dispersando apasionadamente todos los obstáculos en su camino, con ganas de despertar al mundo de la música rock japonesa como un torbellino, en su arrogancia, ¿Se violaba algo importante con esta energía?

Yoshiki perdió la confianza en las personas y sus promesas. Ya no sabía el lugar donde él podía sanar su corazón.

Últimamente, su insomnio se tornó peor, y cada noche comenzó con espasmos respiratorios, similares a los del asma, como el día en que su padre murió.

¿Qué hacer, a dónde ir ahora?, ¿O simplemente existir, a la espera de la hora, cuando finalmente se puede encontrar la paz eterna?

Tales pensamientos acumulados en la cabeza y sus ojos se deslizaron a una línea del horizonte lejano.

Creando X, escribiendo música, tocando el piano y la batería, él hizo su elección. Pero ahora los caminos están cerrados, y si miras alrededor, verás sólo un desierto de soledad. Y temía no sólo por él, tuvo miedo de llevarse consigo a cualquier otra persona, de cambiar no sólo su propio destino, sino el de alguien más.

A partir de entonces, la antigua vida no pudo continuar.

Cansado de culparse a sí mismo, Yoshiki decidió abandonar la escena como el líder de X, y como artista.

“Desaparecer”.

Sentía un irresistible deseo de escapar no sólo de la escena, sino también de la vida en general.

Las lágrimas lo sobrellenaban.

“¿Por qué?, ¿Por qué ocurrió todo?” – Se repetía en silencio, sabiendo que nadie puede dar una respuesta.

“Es mi culpa. Todo esto es mi culpa. ”

Incapaz de soportar la dura realidad, Yoshiki retrocedió en el tiempo, recordando los acontecimientos de los viejos tiempos.

*Without you (Sin ti)

I’m tired of walking and standing in the night

Estoy cansado de caminar y permanecer en la oscuridad

I cover my memory with flowing tears

Cubro mis recuerdos con lágrimas fluyendo

The number of meeting makes the same number of separation, but

El número de encuentros es el mismo número de separaciones, pero

I believed that limitless time goes on

Creía que el tiempo ilimitado sigue adelante

Now I embrace even words which hurt each other

Ahora abrazo incluso palabras que hieren el uno al otro

And I only look back

Y solo miro hacia atrás

I feel alone…

Me siento solo…

How should I love you?

¿Cómo debo amarte?

How could I feel you?

¿Cómo debo sentirte?

Without you…

Sin ti

Innumerable memories fill up the time

Innumerables recuerdos llenan el tiempo

I loved you, and I was hurt by you

Te amé, y fui herido por ti

 

I realized the depth of the word ‘LOVE’.

Me di cuenta de la profundidad de la palabra “AMOR”

I still remember

Aún recuerdo

The days when I searched answerless tomorrow for a dream

Los días cuando buscaba sin mañanas sin respuestas por un sueño

I ask the sky which expands boundlessly meaning of birth, meaning of living now Again…

Pregunto al cielo que expande ilimitadamente el significado de nacer, el significado de vivir ahora de nuevo…

How should I love you?

¿Cómo debo amarte?

How could I feel you?

¿Cómo puedo sentirte?

Without you…

Sin ti…

The endless poem of ”LOVE”,(I’ll dedicate it) to you now…

El interminable poema de “AMOR” (Lo dedicaré) ahora a ti…